La distante vejez

Posiblemente usted coincida conmigo, los tiempos han cambiado, quienes llevamos lustros encima recordamos a nuestros antepasados, a los cincuenta años, a los sesenta; con seis décadas ya eran venerables ancianos, ahora es distinto, hombres