Mundial De Futbol España 82

1982 World Cup Finals, Second Phase, Barcelona, Spain, 5th July, 1982, Italy 3 v Brazil 2, Members of the Italian team form a wall as Brazil's Eder takes a free kick (Photo by Bob Thomas/Getty Images)
Panorama Digital
Panorama Digital
Mundial De Futbol España 82
/

El Mundial de España en 1982 marcó un hito histórico al ser el primer evento masivo, luego de finalizada la dictadura de Francisco Franco.

Además, en ese torneo se dio la mayor goleada que ha habido en una justa mundialista, esta se dio entre las selecciones de Hungría y El Salvador, los húngaros no tuvieron piedad con sus rivales y les propinaron 10 goles contra 1.

Pero lo más interesante de este mundial, al menos para nosotros, fue lo siguiente:

Francia y Kuwait jugaban con normalidad su partido, los galos ganaban 3 a 1. Los franceses, marcaron el cuarto gol después de que la defensa rival se quedara inexplicablemente parada. Mientras Francia celebra el gol, los kuwaitíes indicaban que habían escuchado un silbato, al parecer desde la grada y, creyendo que la jugada estaba invalidada, se pararon en seco. Al mismo tiempo, desde el palco, un hombre ataviado con túnica y turbante se puso en pie e hizo claros gestos con la mano invitando a los jugadores de la selección nacional de Kuwait a que se retiraran del campo. Este personaje era el jeque Fahid Al-Ahmad Al-Sabah, presidente de la Federación Kuwaití de Fútbol y hermano del emir del país ubicado en el Golfo Pérsico. Viendo que sus jugadores y el cuerpo técnico no le entendían muy bien, ni corto ni perezoso el jeque decidió bajar al terreno de juego.

El jeque no tuvo ningún problema para acceder al césped. Por alguna razón incomprensible, las fuerzas de seguridad que estaban en el campo, no sólo no impidieron que Al-Ahmad Al-Sabah bajara al partido, sino que le protegieron de la nube de fotógrafos que se apresuró a captar la imagen. El jeque dirigió unas palabras a sus jugadores y luego al árbitro. Acto seguido, y aplaudiendo, el hermano del emir regresó a las gradas.

¿Y qué hizo el réferi? Pues ante la sorpresa de todos, anuló el gol y decretó saque neutral. Un minuto después, por cierto, los franceses marcarían el definitivo 4-1 de ese partido.

El campeón del Mundial España 1982 fue Italia, al ganarle a Alemania 3 goles a 1