Lanzan la piedra y esconden la mano

Realmente es vergonzoso ver el actuar gubernamental que encierra tantos antivalores; como la corrupción, la deshonestidad, la inmoralidad, la mentira, la traición y muchos otros sinónimos relacionados al despropósito gubernamental de estas dos últimas administraciones del PAC y cínicamente eludir toda responsabilidad.  

Ahora resulta que los jerarcas de estos dos gobiernos del PAC desconocen el Cementazo, las intenciones de la UPAD, los actos corruptos en el MOP y el CONAVI, el lavado de capitales del narcotráfico, lo sucedido en el AyA y recientemente el abominable, inmoral y pornográfico caso de las pruebas Faro.

Ahora resulta que los jerarcas de estos dos gobiernos del PAC desconocen todo; esos mismos que impulsan las perversas ideologías importadas, que izan la bandera de la “diversidad” en la Casa Presidencial, la casa de todos los costarricenses; así como, en otras instituciones públicas pero desconocen la bandera de los valores y principios que representan a la familia tradicional costarricense, célula de nuestra sociedad.

Ahora resulta que los jerarcas de estos dos gobiernos del PAC desconocen el sagrado derecho a la vida e impulsan el aborto por la libre, adoctrinan en la ideología de género a niños y adolescentes que aún, no tienen la capacidad de decidir y peor aún buscan desterrar a Dios del quehacer cotidiano de los costarricenses.

Los jerarcas de estos dos gobiernos del PAC han buscado hacer desaparecer la clase media y aumentar la pobreza, a través de impuestos producto de una insaciable voracidad fiscal y paralelamente endeudan al país con préstamos, donde el dinero desaparece como por arte de magia.

Realmente es vergonzoso que el proceder gubernamental que encierra tantos antivalores, “lanzar la piedra y esconder la mano”, parece ser el estandarte distintivo de muchos de los jerarcas de estos dos gobiernos del PAC. Relamente es vergonzoso que por los medios de comunicación pongan la cara de inocentes e ignorantes de los delitos.

Sí claro, inocentes e ignorantes de las barbaridades, que con esa falaz máscara quieren engañar al pueblo, cuando la realidad es que son ellos los actores intelectuales de los graves daños a la Patria, a su Patrimonio, al Estado de Derecho, a la Justicia Social y al irrespeto de los valores que hicieron grande a Costa Rica.

No tienen que decirlo, menos cínicamente en público, tal como lo hizo el ex presidente Solis, cuando un periodista le preguntó, qué le diría a quienes votaron por él y se sienten decepcionados, Solís respondió, “piensen mejor el voto la próxima vez”.

Lo cierto es que a los del PAC les importa un bledo lo que opinen los costarricenses, sobre sus dos pésimos gobiernos, pero al menos tengan la decencia de no hacer más daño a un pueblo que confió en ustedes, un pueblo honesto que fue engañado por jerarcas que, lanzan la piedra y esconden la mano.