El robo de cable perjudica a todos: denúncielo.

El robo de cable perjudica a todos: denúncielo.

La sustracción de cable telefónico, eléctrico o de acceso a internet es un delito que puede dejarlo sin acceso a los servicios públicos que necesita todos los días.

La interrupción de la electricidad y las telecomunicaciones por robo de cable trae consecuencias más graves durante la pandemia, ya que corta las actividades de quienes teletrabajan o asisten a clases virtuales.

En medio de la emergencia sanitaria que vivimos, este delito provoca que muchas personas pierdan citas médicas, no puedan recurrir a los servicios de emergencias o queden vulnerables ante cualquier eventualidad.

No se convierta en un cómplice. Denuncie el robo de cable de manera confidencial al 8000–ICESOC –423762– ó mediante el Sistema 9 1 1.

Los comentarios están cerrados.