Unidad Presidencial de Análisis de Datos

Panorama Digital
Unidad Presidencial de Análisis de Datos
/

La humanidad y por su puesto Costa Rica, no escapan a la realidad global de que se vive hiperconectados, esto permite el control de las mentes, no sólo del individuo, también de las masas. La geopolítica va más allá de los límites geográficos para convertirse en un geopoder, con ambiciones universales.

Toma forma debido a la rivalidad por el control de la humanidad, el mejor y más completo método, es lograr el control sobre la mente, lo que hoy es fácil gracias a la tecnología, aunado a la neurociencia, así comienza el dominio mental y el suministro de información sensible personal involuntariamente.

No es ciencia ficción, es una verdad absoluta que, el conjunto formado por la mente y el cerebro es el centro de mando, donde se regula absolutamente todo, pensamientos, acciones y decisiones… Por lo tanto, quien es capaz de controlar ese centro de mando, controla individuos, sociedades y países.

A lo largo de la historia se intentó controlar la mente, hoy la tecnología lo permite, la humanidad vive inmersa en medios electrónicos, esa hiperconexión controla la mente, el exceso de información y entretenimiento gratis impide pensar y autodeterminar, fenómeno denominado “operaciones de influencia”.

La información de cada individuo es la clave para ejercer el control, control que inicia con una estricta vigilancia y recopilación de toda la información posible del individuo, con esta información establecen perfiles psicológicos del círculo más íntimo que, incluso el individuo mismo desconoce de su personalidad.

Todo lo que se hace en los medios electrónicos deja huella, aún un simple like, esos millones de datos son analizados por logaritmos he inteligencia artificial para establecer perfiles psicológicos, una vez obtenidos, se actúa para condicionar la mente individual y colectivamente, por regiones, provincias y países enteros.

Los partidos políticos, los gobiernos, “La UPAD”, el mundo económico y el comercial, usan este hiperconocimiento y condicionan mentalmente, con el mensaje preciso en el momento exacto, elecciones presidenciales, desestabilización de las democracias, empréstitos internacionales y campañas de mercadeo.

Democracia es el gobierno del pueblo, si el pueblo se domina mentalmente, pierde la esencia de la democracia, cada vez se limita la libertad de expresión y tránsito, libertad de prensa y emprendimiento, estas manipulaciones limitan la capacidad de decisión de los ciudadanos, aumenta la deshumanización y se pierde el alma.

Evitar este control inicia al entender de que está sucediendo, la sociedad no lo debe permitir, debe exigir gobernantes honestos, transparentes y con verdadera vocación de servicio, no permitir la desinformación noticiosa de algunos medios, no perder tiempo en entretenimientos que obstaculicen el raciocinio y la autodeterminación.

Los comentarios están cerrados.