Una solución a la deuda

Panorama Digital
Panorama Digital
Una solución a la deuda
/

El enorme déficit y la gigantesca deuda de nuestro país condicionan nuestro desarrollo, por eso es urgente encontrar una solución viable a estos problemas, que pueda ejecutarse en un tiempo razonable y libere recursos para invertir en obra pública, dinamizar la economía y llevar mejor calidad de vida a los costarricenses.

Para alcanzar esos objetivos, presenté en la Asamblea Legislativa el proyecto de “Ley para promover la titularización de flujos futuros provenientes de la explotación de recursos minerales y energéticos”, que en sus primeros cuatro años de vigencia ayudaría a rebajar el 20% de la deuda total del país, que ronda los $47 mil millones. Es decir, permitiría abonar $9.400 millones.

Los esquemas de titularización son comunes en otros mercados y permiten transformar ingresos futuros en títulos valores, para obtener en el corto plazo recursos que permitan realizar proyectos de inversión o disponer de dinero para atender las obligaciones del Estado. Se manejan a través de un fideicomiso o bien un fondo de inversión.

El proyecto de los diputados afines al partido Nueva República propone traer a valor presente los pagos de los derechos de las concesiones y, una vez cuantificados, titularizarlos y colocar dicha titularización en las bolsas de valores nacionales e internacionales.

El gobierno podrá usar esos fondos únicamente en el pago de los compromisos de la deuda, pero liberará recursos presupuestarios para, por ejemplo, inyectarlos en la protección ambiental o en el desarrollo de obra pública.  

La propuesta requiere que mientras se logra la titularización, se avance concesionar la explotación sostenible de esos recursos a empresas privadas, acción que tendría de por medio el cobro de un canon que le permitiría a Costa Rica pagar los vencimientos de esos títulos en la bolsa.

Si esta iniciativa fuera implementada hoy, permitiría pagar los vencimientos de deuda programada para los próximos 2 años, lo cual significaría que el presupuesto nacional de esos períodos bajaría en un promedio de 2%, es decir, Costa Rica tendría la posibilidad de disponer de más dinero propio para equilibrar sus finanzas. 

Se trata de una idea innovadora que genera recursos frescos. Noruega, líder en estas iniciativas, ha logrado un balance entre conservación, protección y bienestar de su gente.

Nueva República propone este proyecto porque es viable y contrarresta la idea del gobierno de recurrir a impuestos o más deuda para salir de la crisis. En Costa Rica sí tenemos las herramientas para alcanzar el desarrollo y es necesario usarlas ya.

Los comentarios están cerrados.