Tiempos inéditos

Pocas  veces en la historia actual, hemos tenido en la medicina y en la sociedad, una llamada permanente de atención a favor de la vida como desde que apareció el coronavirus. Toda vida vale han manifestado importantes políticos  de  todo el mundo.

Angela Merkel, una líder indiscutible de Europa, como Canciller de Alemania, ha llamado a defender la vida humana. La pandemia actual ha hecho que muchos hospitales y médicos  estén trabajando a marcha forzada, para preservar toda vida humana y sobre todo, a personas de la tercera edad y hasta de la juventud, que se han visto afectados con más fuerza de  esta   pandemia.

Sin embargo, también hemos visto como,  los que quieren impulsar la eutanasia, están realizando sus campañas, afilando sus hachitas, en favor de esta monstruosa iniciativa, matar al final de la vida.

La Organización Mundial de la Salud, OMS, ha realizado  numerosos llamados para atender a la tercera edad con toda su integridad y fuerza.

“Las personas que viven en estas residencias de ancianos, dice el comunicado de la organización, son las más sabias y las más valiosas de nuestra sociedad, que ya han sufrido mucho por el aislamiento, y no podemos dejarlas aparte, dentro de nuestras comunidades. La formación del personal que trabaja en estos centros, de la tercera edad, debe de mejorarse”, así lo ha manifestado el Director de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud

La emergencia de salud que están sufriendo tantos países, ha marcado la necesidad  de reafirmar el principio  de defender  toda vida humana. Aquí se trata de ocuparnos de todos, especialmente  de la tercera edad o edad de oro.

Costa Rica no puede  permitir atentados contra el ser humano en el seno materno. Todo ciudadano merece la vida, de allí que sea muy importante  la protesta de los ciudadanos que defienden la vida, en cualquiera de sus etapas de desarrollo biológico, de manera tal que haga presente en todo el país, que todos estamos llamados a defender por igual, a  los ciudadanos de oro, como a los niños en el seno materno.

Esa es una batalla que no se acaba, está presente en nuestros corazones, Costa Rica merece defender la toda vida humana independientemente del estadio del desarrollo en que se encuentre la persona humana.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.