Responsabilidad Extendida del Productor

Waste sorting and recycling horizontal banners set with materials and factory flat isolated vector illustration
Panorama Digital
Responsabilidad Extendida del Productor
Loading
/

Es claro que los consumidores hemos cambiado y que ahora nos interesan temas como el valor nutricional de un producto y qué tan verde es.

Sobre esto último se he logrado comprobar que en la actualidad existe una sobre los impactos ambientales y sociales de la producción de cualquier bien, mientras que de crean legislaciones que le prestan más atención a la vida de este producto, desde su creación hasta su destino final que no necesariamente se da cuando usted lo desecha.

Por eso nos llamó la atención la iniciativa que se ha denominado Responsabilidad Extendida del Productor, la cual busca que sea el propio creador de ese material el que se tenga la responsabilidad de darle un tratamiento final adecuado.

Por ejemplo, su usted compra una llanta, cuando esta llegue a final de su vida útil y usted tanga que cambiarla, la ley indica que en el lugar donde le hacen el cambio se debe gestionar el tratamiento de la llanta desechada, algo similar es lo que propone Responsabilidad Extendida del Productor.

De hecho, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha impulsado esta iniciativa indicando que es “una política ambiental en la cual la responsabilidad del productor por su producto es extendida hasta el momento del posconsumo en el final del ciclo de vida del producto”.

En total 11 países en América Latina y el Caribe contemplan en sus principios normativos el de la Responsabilidad Extendida destacando los casos de Chile y Colombia,

En Chile el productor debe registrar sus residuos, organizar y financiar su tratamiento y gestión, así como cumplir metas de recuperación. El consumidor de los productos prioritarios debe, por su parte, separar en la fuente y entregar los residuos a gestores autorizados.

En el caso de Colombia desde 2009 se ha regulado la gestión de residuos posconsumo como llantas, baterías y residuos electrónicos. Desde entonces se han desarrollado estrategias dirigidas a promover la gestión adecuada de este tipo de residuos. En 2018 le llegó el turno a los envases y empaques de papel, cartón, plástico, vidrio y metal.

En Costa Rica también hay normativa al respecto, la cual busca generar un cambio en la cultura de la gestión de los residuos, por parte tanto de los productores, como de los consumidores.

Los comentarios están cerrados.