Personal de salud en la encrucijada

Panorama Digital
Panorama Digital
Personal de salud en la encrucijada
/

El alcalde josefino Jhonny Araya Monge, hizo el anuncio, a fin de año no tendremos festival del estereofón, dígase de la luz, la Avenida Segunda, libre de los cagajones de yeguas y caballos del tope, eso sí, deja claro, la decisión irrenunciable a los toros a la tica, en otras palabras,  coloca al golpeado sistema de salud, a su personal, en la encrucijada, o destinan las limitadas camas de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIS) a la atención de los enfermos del COVID, pacientes de males coronarios, cáncer, accidentes de tránsito o le ceden la cama a los toreros improvisados.

La recién pasada Semana Santa dejó evidencia, corridas y montas de toros organizadas en forma clandestina en Guanacaste, cercenaron a dos humildes familias por la furia de los animales, hombres hasta hacia poco sanos, trasladados a los hospitales del Seguro Social, donde lamentablemente poco se pudo hacer, murieron víctimas de las bestias, pero más de la irracionalidad, de quienes insisten en tradiciones que deben ser revisadas, especialmente a la luz de la actual pandemia.

Nos es posible que la voracidad de algunas televisoras, la falta de creatividad en la producción de programas de excelencia, receten, un año sí y otro también, espectáculos propios de la época cuando Jesucristo fue crucificado, circos donde la gente enardecía mientras contemplaba a los leones luchando contra gladiadores, más cuando la bestia daba cuenta del humano ante la disparidad de fuerzas.

En el canal ubicado en las inmediaciones de La Sabana, hay testimonios de primera mano de comunicadores que casi pierden la vida ante el mortal virus, ese que acabó con una legión de adultos mayores en el mundo y ahora parece tiene puesta la mirada en personas de mediana edad, esa fijación similar a la del toro cuando escoge a la presa, la revuelca, la empitona y si puede la extermina, porque ese es su espíritu.

El país conoce a la octogenaria y ejemplar mujer de negocios doña Olga Cozza viuda de Picado, aunque ella no gusta se sepa por parte de su mano izquierda las acciones de la derecha, para nadie es un secreto su apoyo a causas humanitarias de distinta índole, a ella respetuosamente apelo en este comentario; por caridad doña Olga, opóngase al contubernio de algunos políticos desvividos por la luz de las cámaras, los negocios y quienes están en la industria del entretenimiento en algunos medios de comunicación.

Ya bastante ha sufrido el personal de salud para ponerlo en la encrucijada de decidir entre las naturales enfermedades y toreros improvisados, todo por la obstinación de quienes sólo piensan en negocios y circo sin detenerse a meditar las consecuencias.

Los comentarios están cerrados.