Nacionalización de las vacunas

Esta comprobado que la única forma de que salgamos de esta pandemia es cuando se encuentre una cura para el nuevo coronavirus.

Pero el asunto no queda ahí, luego de que la vacuna sea creada y aprobada, tocará distribuirla, es ahí cuando surgen las dudas sobre el cómo hacer esa distribución.

La amenaza de un “nacionalismo preventivo”, lo cual significa los países donde se obtenga la vacuna podrían reclamar la mayor parte o incluso la totalidad de las dosis que se generen podría ser muy real.

Esta situación dejaría en un situación de desventaja a naciones pobres, donde la civid-19 podria generar mas problemas que los ocasionados hasta ahora.

Hace unos días la Organización Mundial de la Salud, OMS, se pronunció sobre este tema indicando:

“El nacionalismo de vacunas no es bueno. Esto no va a ayudarnos”. “Debería haber un consenso mundial para que cualquier vacuna sea un bien público común; […] es un compromiso político”,

Para muchos esto no se trata de un tema de solidaridad y de “compartir por compartir”, sino porque es una necesidad mundial, ya que esto beneficiaría incluso a los países más poderosos, ya que, para que la economía global se reactive, se necesita que todos estemos bien y no solo unos cuantos.

Sin embargo, los líderes mundiales, como todo político, sufren de la presión de sus pueblos, donde la presión es para las soluciones, en este caso, las vacunas, lleguen primero a ellos.

Aun así, la OMS advierte que los daños causados por la covid-19 podrían ser menores cuando los países que tienen medios se comprometan.

En la actualidad unas 26 posibles vacunas están siendo probadas en diferentes fases, de las cuales seis están “en una buena etapa de ensayos clínicos”, esto según lo revelado por el director de urgencias sanitarias de la OMS, Michael Ryan.

Aun así, aun faltan varios meses para que se logre afirmar con seguridad que existe una vacuna para la covid-19, por lo que debemos seguir “haciendo caso”, respetando las medidas sanitarias que nos han indicado nuestras autoridades de salud.

Los comentarios están cerrados.