Los relojes

Dice una canción: Reloj no marques las horas, porque voy a enloquecer…

Loco es pedirle a un reloj que no haga para lo que fue creado.

Bueno, ya que vos rompiste el encanto del bolero romántico que iba a cantar, le contamos al público que el primer reloj fue la Clepsidra o reloj de agua, inventado por los antiguos egipcios, este consistía en un recipiente  lleno de agua que se vaciaba a intervalos regulares, gracias a un orificio que tenía en su parte inferior.

Más tarde, en el año 1000 antes de Cristo, los sabios del Medio Oriente crearon el reloj de sol; en este, la sombra de un poste vertical caía sobre una esfera marcada regularmente, moviéndose según transcurría el día. Este reloj fue muy popular en Asia.

Otro ingenioso invento fue la vela-reloj, desarrollada por los anglosajones, que consistía en una vela marcada a intervalos regulares, permitiendo así medir el tiempo según se derretía la cera.

Alrededor del siglo 13 se popularizó el reloj de arena, formado por dos recipientes de vidrio unidos por su parte más estrecha, a través de la cual caía arena. El tiempo que tardaba en vaciarse un recipiente era equivalente a una hora.

Los primeros relojes mecánicos conocidos funcionaban con grandes pesos que hacían girar una sola manivela. Estos relojes eran muy rudimentarios e inexactos. Un gran avance en el logro de la precisión fue la invención del péndulo como mecanismo regulador, en el año 1657. Esta invención permitió, además, agregar al reloj el minutero, con lo cual este instrumento ganó en exactitud y confiabilidad.

El primer reloj de pulsera fue una creación del brasileño Alberto Santos Dumont y Louis Cartier en 1901. No obstante, su fabricación en masa se produjo en la Primera Guerra Mundial que impulsó su uso cuando los oficiales y soldados del ejército se vieron obligados a utilizarlos, y después de la guerra era común que los hombres llevaran en relojes sus muñecas.

Y…

Suave, suave.

Qué pasó?

Mirá la hora.

Uy sí. Ya se nos acabó el tiempo. Otro día le contamos más sobre relojes.

Los comentarios están cerrados.