La falacia de la generación de energía de fuentes renovables en Costa Rica

Panorama Digital
Panorama Digital
La falacia de la generación de energía de fuentes renovables en Costa Rica
/

Dice el refrán popular que no todo lo que brilla es oro y el decir de la Administración Alvarado Quesada de que Costa Rica, principalmente se mueve con energía de fuentes renovables, ha sido desmentido por varios expertos en distintos medios, quienes han afirmado que más de un 64% de la matriz energética del país proviene de los derivados del petróleo, siendo el Doctor Roberto Dobles quien más ha escrito al respecto.

Para poner a la estimable audiencia en perspectiva, la matriz energética representa el consumo energético de un país por fuente de energía. Albert Einstein demostró que todo es energía y, como todo es energía, desde el arroz y los frijoles que usted se come con el pinto para caminar y hacer sus actividades; así como el diésel del bus en el que va al trabajo e inclusive la electricidad de las baterías de su radio, no se puede obviar este hecho.

En consecuencia, antes de poder hablar de una reactivación económica, debemos hablar de energía y la crisis energética que vivimos nos está mostrando que las ideas retrogradas y distorsionadas de algunos, no pueden justificar que, por la crisis energética, paguemos precios exorbitantes por todos los bienes y servicios que consumimos, máxime cuando Costa Rica tiene suficientes fuentes potenciales de energía para ser independiente.

La Administración Alvarado Quesada nos mintió, sin ningún reparo, manifestando que Costa Rica tiene una matriz energética de fuentes de energía principalmente renovable, cuando no es así. Como antiguo miembro de la Alianza Energía y Prosperidad, en la cual estuvo involucrada la Asociación Nacional de Fomento Económico, realizamos una investigación exhaustiva y con la ayuda de expertos encontramos que existen fuentes potenciales de energía renovables en el mar territorial y patrimonial costarricense mucho menos contaminantes que los derivados del petróleo, pero que, por razones ideológicas y no lógicas, no se quieren explotar.

El gas natural abunda en el mundo entero y Costa Rica no es la excepción. Se puede extraer el gas natural con emisiones en promedio un 70% mucho menos contaminante que la extracción del petróleo.

Entonces, con la potencial fuente de gas natural que tendríamos, Costa Rica perfectamente podría alcanzar la independencia energética. Vendrán quienes dirán que no es cierto, porque no conocen a fondo cómo funciona el gas natural y su abundancia en el mundo entero, además de que es casi un hecho que el gas natural eventualmente desplazará al petróleo como principal fuente de energía de transición hacia el hidrógeno y el helio, llevando con ello a que, durante la transición, a que el gas natural sea la fuente de energía primaria y el petróleo pasaría a un segundo lugar.

Costa Rica puede tener independencia energética, pero para ello el pueblo debe conocer la realidad científica, no las mentiras ideológicas de ciertos políticos y ecologistas radicales.