¿Hasta dónde quiere llegar el gobierno de la República?

Los objetivos claros que tiene  nuestro desarrollo nacional, son bien concretos? 

No necesitan inventar el agua tibia, ni el helado de palito. Los retos están allí, en el hoy ahora. No necesitamos agencias   extraordinarias.Nuestros objetivos nacionales son de manera  resumida: Dar trabajo a los miles de jóvenes de Costa Rica, resolver el grave problema fiscal, y finalmente de manera urgente, hacer de la escuela un motor  educativo de calidad mundial.

No necesitamos  grandes datos, ni estudios,  para saber que  hacer con nuestro país.  Debemos  día y noche  atraer inversiones. Muy mal sino hacemos, pues de ello  depende en parte, nuestro futuro. No necesitamos tampoco inventar, ni  crear agencias. Es importante  la información para atraer lo urgente: seguridad  jurídica  y apoyo para nuestro agricultores. Ello  requiere, un diálogo continuando con la banca, las autoridades  del gobierno,  y la empresa mediana. El país conoce las soluciones, pero lo importantes que hay que hacerlas ya.

El desarrollo de nuestro país, no puede estar mediatizado, confundido, con  medidas ideológicas, que nos marean de los objetivos nacionales, y que hemos mencionado anteriormente.

El ministro de Trasporte Rodolfo Méndez, se ha convertido en un ejemplo  sencillo, de lo que hay que hacer, simplemente , trabajar organizando su cartera,  para lograr los  objetivos.

Costa Rica no necesita estrategias ideológicas,  ni para matar la vida , ni para la familia y menos para la escuela.

Muchas naciones  están convirtiendo la  escuela, en centro de innecesarias    batallas  ideológicas y eso no lo necesitamos, pues lo que nuestro niños urgen, es aprender a leer, aprender a escribir,  y lograr los grandes ideales  que les puede  mostrar 

un  buen educador, allí estala clave de Costa Rica, para enseñar a pensar.

Al observar momentos de presión en la vida nacional, hay que regresar la mirada brevemente, a épocas históricas interesantes. Don Cleto González, fue dos veces presidente  , ocupó muchos cargos públicos. Siempre salió  pobre y sencillo de su cargo. Pero más importante,  supo gobernar  con  la dignidad y la sobriedad necesaria, para el momento. 

Seamos sencillos, humildes ,discreto . Hagamos nuestro trabajo de verdad pensando en   Costa Rica.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.