Gobernantes insultan inteligencia del pueblo

Mis primeras palabras tienen que ser de agradecimiento y reconocimiento, al extraordinario trabajo de los funcionarios del Instituto Clodomiro Picado, trabajo ejemplarizante que ubica el talento, la mística y solidaridad del costarricense en el orbe mundial, con una calificación sobresaliente a la excelencia.

Con respeto, este monumental esfuerzo, enfocado únicamente a solucionar una tragedia mundial de salud, no debe ser toqueteado, manipulado y menos acreditar méritos a políticos que, no han hecho nada, es antiético, grotesco y un insulto. Quizás lo único cercano ha sido el atravesar el caballo cada vez han podido.

Es un irrespeto a la inteligencia del pueblo y a los científicos, hacer politiquería de un tan noble trabajo. Como lo es un grave insulto de parte de don Carlos Alvarado burlarse, reprimir y aplicar oídos sordos, a los pequeños empresarios y emprendedores que, en manifestaciones pacíficas exponen sus necesidades.

Señor don Carlos Alvarado, es un irrespeto burlarse del hambre y las necesidades de los pequeños empresarios y desempleados, el pueblo hoy más que nunca ocupa de una gestión integral de gobierno, con rostro humano que deje de lado la dicotomía del terror, salud a cambio del derecho a sobrevivir del trabajo honesto.

No es un favor para la CCSS que el Estado honre su deuda, es una obligación moral que vergonzosamente postergan, máxime si se toma en cuenta que, religiosamente mes a mes a cada empleado público, se le deduce el aporte para la seguridad social. Por favor no insulten la inteligencia del pueblo.

Señor presidente con respeto, para hablar de democracia, primero explique a Costa Rica el trasfondo del ¿Por qué?, no se tramitó el ingreso de vuelos desde los Estados Unidos, siendo este el principal socio comercial del Turismo y de  la producción nacional. Por favor no insulte la inteligencia del pueblo, con el argumento barato del manejo de la pandemia.

Señor presidente, los estrictos protocolos de ingreso de vuelos a nuestro país, aplicados a la Unión Europea y Canadá, perfectamente, se pueden aplicar a Estados Unidos, el principal socio comercial de Costa Rica ¿O no? El pueblo merece una explicación, como también merece la explicación pendiente sobre la Unidad de Análisis de Datos de la Casa Presidencial, UPAD.

Digno de admirar en esta administración, la facilidad de palabra de los funcionarios del gobierno, para ocultar la problemática nacional. ¿Puede algún ducho gubernamental con su palabrería, explicar a los 190.000 desempleados más y a sus familias, cómo sobrevivir con ¢125.000,00 al mes?

Sería interesante que los sacrificados padres de la Patria, se pasaran al bando de los desempleados y, con esa experiencia escuchar sus opiniones sobre la dicotomía del terror, entre salud o elegir sobrevivir, con el sagrado derecho al trabajo honesto.

Los comentarios están cerrados.