El covid y la seguridad alimentaria

Mucho hemos escuchado sobre la importancia de la seguridad alimentaria en nuestro país, pero poco se ha precisado al respecto.

La seguridad alimentaria entendida como la disponibilidad, acceso, estabilidad y utilización de nuestros alimentos, hoy tiene, en el marco de la pandemia, una importancia sin precedentes.

Colocar al sector agropecuario en la posición adecuada, priorizando las políticas públicas que lo fortalezcan, es indispensable para la estabilidad económica y social del país.

En ese entendido reviste de primordial importancia fortalecer tres elementos bien desarrollados para generar resultados impresionantes. Me refiero al agricultor, a la academia, el acceso a los créditos y líneas de inversión.

Requerimos transformar el agricultor en productor agrícola para que, por medio de la ciencia y la técnica proporcionada por medio de la academia, pueda redituar resultados gananciosos, con líneas de financiamiento acordes a su realidad que le permitan una verdadera promoción agropecuaria.

Fortalecer y promover esta relación tripartita, aprovechando los importantes avances del país en la investigación, profesionaliza a nuestros productores agrícolas. Este, sin duda es el camino a seguir.

Un nuevo trato con el sector agropecuario, donde el Estado sea el gestor de políticas públicas que reactiven el consumo local, promocione los productos propios y asegure precios competitivos y justos.

Llegará pronto el día en el que el COVID-19 quede atrás y los humanos aprendamos a desarrollarnos en la nueva realidad. Podrán faltarnos muchas cosas para sobrevivir, pero no los alimentos, no el arroz ni los frijoles diarios. Nuestro principal reto está en volver los ojos a la tierra, producirlos, respetar a los agricultores, respetar su rentabilidad y lograr precios accesibles para todos.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.