Economía nacional contra las familias

Panorama Digital
Panorama Digital
Economía nacional contra las familias
/

            Las familias de clase  media costarricense, y de menos oportunidades están sufriendo debido a cambios bruscos en la economía, impuestos obligatorios en tiempos donde no se cuentaba con fluidez para cubrirlos, y por pandemia

Esto ha significado que muchos no puedan ser asegurados por la Caja Costarricense de Seguro Social. Lo mismo con el acceso a la educación básica, donde a veces hay que elegir cuál miembro de la familia podrá estudiar  y quienes deben quedarse a trabajar ya que la plata no alcanza.

             Pérdidas tan significativas como éstas generan síntomas psicológicos en detrimento de la salud mental individual, familiar, laboral y por supuesto todo el engranaje social. Aportes de especialistas como Pickett y Wilkinson, en el año 2015, señalan que esto no solo se relaciona con cuestiones económicas, si no que las personas viviendo en sociedades más desiguales tienden a padecer más problemas de salud, obesidad, embarazos no deseados, abuso de drogas y suelen estar envueltos en más crímenes.

A nivel emocional los síntomas más frecuentes son depresión, ansidedad, y ataques de pánico, mayor desconfianza, mostrarse menos agradables con los demás, y desmotivación en la participación social.

            Quienes nos dedicamos a la terapia familia hemos abservado que muchas de las dinámicas familiares han cambiado negativamente. Hay más peleas y violencia entre sí como manera de descargar el estrés, con posterior culpa y dolor.  

            Al final del camino saldrán adelante como es propio de la adaptación humana. Pero ojalá que quienes manejan la economía de este país tomen en cuenta el costo emocional que implica para las familias cada paso nuevo que van a dar.

            Se requiere información real y fidedigna con  respecto a la reactivación económica. Que no promentan un mejor mañana sin dar verdaderas oportunidades de trabajo. Que dejen de planear como seguir quitando garantías sociales y la poca plata que queda en quienes quieren salir adelante con honestidad.

Los comentarios están cerrados.