Divide y vencerás: Ahora con proyectos de ley a favor del aborto y grafitis estropeando obras nacionales.

Panorama Digital
Panorama Digital
Divide y vencerás: Ahora con proyectos de ley a favor del aborto y grafitis estropeando obras nacionales.
/

La política ya no se mueve por las ideologías de la Guerra Fría, pero parece que la mayoría de partidos políticos no han entendido esto. En su sed de poder, dejan de lado a la razón y al sentido común, buscando perpetuarse y dejando una estela al colocar a los peores en los puestos de mando, para que hagan y deshagan con el dinero de los contribuyentes. No los queremos, pero continúan llegando al poder porque manipulan el elemento que mueve a la política en el siglo XXI: La cultura.

Desde 1993, un analista estadounidense, entendió que, con la caída del Muro de Berlín, cayeron los paradigmas ideológicos del mundo libre, comunistas y países no alineados, para dar paso a una nueva forma de organización mundial impulsada por la extensión de la cultura, la cual, a su vez, tiene como elemento de impulso de las emociones y de la religión.

Eso es precisamente lo que el PAC ha hecho durante las dos últimas elecciones presidenciales; presentar a un tico, sin personalidad, sin clase, pero con mucha labia, guitarra y, sobre todo, acompañado de una polarización de la sociedad, para que nos comencemos a pelear entre nosotros y no votemos con el cerebro, sino con las emociones, el hígado y lo convirtamos en Presidente.

No es coincidencia que a menos de un año de las elecciones, diputadas de la fracción legislativa del PAC sean quienes presenten proyectos de ley que rasgan el tejido social, generando controversia y división, a sabiendas de que en el fondo Costa Rica sigue siendo un país conservador.

¿Realmente fue Carlos Alvarado quien ganó las elecciones pasadas o más bien fue el fanatismo a la devoción, de parte importante de la población, a la Virgen de los Ángeles y el voto de castigo al partido contrario, por los insultos de un pastor quien, en algún momento, fue afín al candidato de ese bando?

El electorado compuesto por el tico promedio no se preocupó por las finanzas públicas, ni por la situación económica, sino porque un pastor neopentecostal insultó a la Virgen de los Ángeles.

La gente prefiere morirse de hambre a que le toquen sus creencias y esto es algo con lo que el PAC ha sabido mover sus fichas culturales en la Asamblea Legislativa, generando distractores sociales para que la población no vea el bosque en frente sino tan solo el árbol.

El problema es que pronto otros oportunistas recurrirán a ese tipo de artimañas politiqueras y dejarán de lado las propuestas serias. Depende de usted y de mí no morder el anzuelo y defender la cultura, pero abogando, primero que todo, por tener un plato de comida en la mesa y votar con el cerebro, no con las emociones.

Los comentarios están cerrados.