Día nacional e internacional de la lucha contra la violencia hacia las mujeres en busca de una sociedad sin violencia

Panorama Digital
Día nacional e internacional de la lucha contra la violencia hacia las mujeres en busca de una sociedad sin violencia
/

La violencia contra las mujeres de todas las edades, es un problema de salud pública en una situación de normalidad, es consecuencia de relaciones desiguales de poder entre mujeres y hombres. La discriminación contra las mujeres, se exacerba­da por las crisis humanitarias, económicas y de pobreza, entre otras.

Para enfrentar la pandemia por Covid-19, se han tomado medidas como las restricciones a la libertad de circulación y el confinamiento, lo que produce un aumento a la exposición de las mujeres que se encuentran en estas relaciones abusivas de poder y se enfrentan a una mayor dificultad para buscar medidas de protección. El monitoreo de llamadas al 911 y de los servicios del INAMU, dan cuenta de ello, ya que las mujeres están denunciando en menor cantidad, lo que alerta a las instituciones a tomar acciones. 

Otro aspecto a tomar en cuenta es el mensaje que se le envía a la sociedad entorno a la impunidad. ¿Cómo las mujeres van a querer denunciar cuando en la mayoría de casos que se ven en los medios de comunicación las culpabilizan y los resultados de los procesos judiciales no las benefician?

Con esto, se va impregnando la sensación de que no pasa nada ante hechos atroces, que la vida de las mujeres no es importante y pasa a un segundo plano. Y esto, no puede quedar así, el Estado debe asumir la responsabilidad que le corresponde, desde sus distintas esferas como la prevención, atención y la erradicación de la de violencia contra las mujeres, principalmente el femicidio.

Nos enfrentamos hoy como país, no solo ante la crisis por el COVID 19, sino ante la crisis, del aumento de acciones violentas en contra de las mujeres.

María Luisa, Danaysha, Melba, Karla, María del Carmen, Karolay, Adriana, Aracelly, Marlene, Flor y Vilma, ya no caminan entre nosotras y nosotros, y ante estos hechos tan violentos debemos pasar a la acción, crear conciencia y asumir compromisos en aras de caminar hacia una concientización de su gravedad.

Debemos como comunidad, como sociedad, como personas y como país, promover acciones hacia un cambio de actitud, de pensamiento, de quehaceres con mirada crítica en dirección hacia la empatía y el respeto a los derechos de las niñas y mujeres, la denuncia y la protección hacia la vida.

Prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres es una labor de todas las personas, y comprometer la vida de una mujer trasciende el espacio privado y supone el deber de actuar con todo el peso de la ley, sin que sea la impunidad lo que premie en los juzgados, dejando atrás la indiferencia y denunciando estos hechos para que la sociedad costarricense siga teniendo como horizonte un sentido de paz, en el cual reine la igualdad real efectiva entre mujeres y hombres. 

Los comentarios están cerrados.