Derechos humanos de los pacientes con enfermedad mental en conflicto con la ley

Panorama Digital
Derechos humanos de los pacientes con enfermedad mental en conflicto con la ley
Loading
/

Hace más de diez años, la Sala Constitucional ordenó construir un centro de atención psiquiátrica para pacientes que, aunque habían delinquido, no podían ser llevados a juicio, porque al momento de cometer los actos, no tenían conciencia de lo que hacían y su consecuencia. 

La idea era, por supuesto, no mezclar en un hospital pacientes psiquiátricos con los que siéndolo tenían un conflicto con la ley;  pero tampoco mezclar en una prisión a personas que habían delinquido y estaban recluidas en ella, con quienes su capacidad mental, producto de la enfermedad, no les había permitido comprender sus actos y sus consecuencias.

Asi surgió la orden de construir el “Centro de Atención de Pacientes con Enfermedad Mental en Conflicto con la Ley”, conocidos por sus siglas como Capemcol, que funciona actualmente en un viejo galerón en La Uruca pero que muy pronto podrá trasladar sus pacientes al centro especializado construido en la finca de la Caja Costarricense del Seguro Social, donde se encuentra el Hospital Psiquiátrico. Entonces, la medida judicial ordenada, hace que las instituciones cumplan con la protección efectiva de los derechos humanos de una parte de las poblaciones tradicionalmente excluidas y olvidadas. 

El respeto a la dignidad humana no admite discriminación y ahora le toca el turno a los pacientes con enfermedad psiquiátrica en conflicto con la ley, 

El centro médico permite el diagnóstico, la atención y la rehabilitación de quienes por orden judicial fueron puestos en un internamiento psiquiátrico para atender su salud mental. 

El cumplimiento -luego de más de una década- de la sentencia de la Sala Constitucional que ordenó la construcción de un Centro Psiquiátrico especializado, para ateneder a los pacientes psiquiátricos que delinquieron sin estar en plena capacidad de conciencia de sus actos, marcará un hito en materia de derechos humanos fundamentales, lo que es motivo de orgullo para la seguridad social y para las instituciones de justicia.

La atención especializada integral en salud mental debe permitir que el paciente se estabilice en su enfermedad psiquiátrica crónica. Las nuevas instalaciones de Capemcol facilitarán el trabajo médico, en condiciones, dignas para los pacientes.  Así, la Costa Rica del Bicentenario se afianza aún más como referente en materia de derechos humanos.

Los comentarios están cerrados.