Covid 19 y sus consecuencias

El coronavirus o covid- 19 ha existido siempre y continuara con nosotros, como otros virus, esta es la versión siete que apareció en los mercados de Wuhan, China, se dice que por pésimas condiciones sanitarias en combinación con animales exóticos para la venta a finales del año pasado, no se conocía mayor cosa y todavía sigue en investigación, sin cura alguna hasta el momento, letal y de rápida propagación; dichosamente, China lo está superando pero se trasladó al continente europeo, principalmente en Italia y América no ha sido la excepción, aunque en menor escala, hasta el momento, las estadísticas van y vienen y el mundo está en pánico creciente.

Cada país deberá cerrar fronteras, aéreas y terrestres, se recomienda no salir de las casas, lavarse las manos regularmente con jabón o alcohol; saludar a la distancia. La labor preventiva y de sanidad de nuestro gobierno ha sido buena, veremos después el balance final.

Pero la pandemia viral es una cosa, la superaremos, es cuestión de unas semanas, pero a corto y mediano plazo habrán consecuencias desastrosas sobre todo en la economía, hoy paralizada; ya arrastrábamos graves problemas fiscales, de desempleo y de falta de activación de la producción, estos problemas aumentarán; se dice que el índice de desempleo aumentará del doce punto cinco por ciento, pasará al diecinueve por ciento.

La situación tributaria es y será un desastre, y en relación a la reactivación de la economía lo único que hay cierto es la incertidumbre, todo esto se extenderá por varios meses.

Esperemos que a corto plazo no hayan problemas de desabastecimiento y alimentación, violencia doméstica, delincuencia común, saqueos y hasta caos social; esto sería catastrófico, pasaríamos a ser un modelo bolivariano causado por un virus biológico, aunado a una administración pública que ha dejado mucho que desear.

De momento a unirse, a seguir las recomendaciones del señor ministro de Salud y del presidente ejecutivo de la Caja, que se han echado al hombro el problema y pongámonos con Dios; mantengamos la calma, el estrés puede generar otras enfermedades y que el coronavirus económico no nos termine de destruir, ánimo, todo saldrá bien.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.