A dos caras no se puede, señor presidente.

Panorama Digital
A dos caras no se puede, señor presidente.
Loading
/

Estamos exactamente a un año de llegar al Bicentenario de Nuestra Independencia, y creo firmemente que es el momento oportuno para RECONFORMAR NUESTRO PACTO SOCIAL POLITICO.

La institucionalidad del país está en riesgo, nuestro Estado de Derecho se está agrietando porque exactamente nadie cree, en la visión de dialogo que se está realizando por parte del Poder Ejecutivo y otros actores, hay que ESCUCHAR, no oír, hay que dialogar, no realizar monólogos.

Es el momento propicio para dialogar y negociar con responsabilidad; para que, con prudencia, respeto y sensatez, logremos alcanzar acuerdos en un amplio Pacto Social Político, cimentado en una visión conjunta que nos devuelva la paz y la prosperidad.

Debemos impulsar acciones que faciliten la inversión, mejoren la productividad y generen empleo, pero también, es necesario tomar medidas para controlar el gasto público y mejorar la recaudación fiscal.

La idea del Señor presidente en su Decreto Creación del Consejo Consultivo Económico y Social, YA NO VA.  Ahora tenemos el impacto del desempleo, del subempleo, de la reducción de jornadas, de la gente que ha perdido sus salarios e ingresos, de los que tienen que pagar alquileres y no tienen cómo, de los altos intereses que se cobran en todo tipo de transacciones bancarias y comerciales, del cierre de micro, pequeñas y grandes empresas. Tenemos una verdadera crisis del aparato estatal y productivo, y ante todo una pérdida de credibilidad ante el mundo entero, que una de las democracias más sólidas del planeta entero, no pueda construir un dialogo correcto.

El Pacto Social Político hacia la Costa Rica del Bicentenario debe surgir de este momento de crisis para superarla. Es la oportunidad para Usted Mismo Presidente, se deben conformar instituciones que realmente funcionen, ya basta de las instituciones extractivas que benefician un selecto grupo, debemos pasar a las instituciones inclusivas que son las que benefician a la población en general, mismas que actualmente nos han permitido solventar la crisis existente por la Pandemia. 

Es hora de retomar la sensatez y la autoridad, que prive el sentido común y la razón, la discusión debe ser sincera y constructiva que nos permita construir acuerdos efectivos y duraderos, precisamente hacia la Costa Rica del Bicentenario.

Es cierto la democracia se puede tambalear cuando se entrega al miedo, pero precisamente ese miedo no puede ser generado por los mismos actores políticos. No entre en el dilema de todo político señor presidente, tratando de salvar sus dos caras a la vez, porque se dará el efecto que cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto.

Los comentarios están cerrados.