9 de agosto Día Internacional de los Pueblos Indígenas

No es posible hablar de Centroamérica y de Costa Rica en particular sin hablar de pueblos indígenas, sin que reconozcamos que es una región y país multilingüe y pluricultural. No es posible hablar de bosques, de biodiversidad, agricultura, cultura, economía, salud, y de lo que significa el desarrollo o buen
vivir sin hablar de pueblos indígenas.

En cada momento del día en que nos sentamos a la mesa, nos alimentamos con cantidad de productos que fueron domesticados y mejorados por pueblos indígenas, debemos repensar como los respetamos y reconocemos.

Cada vez que hablamos de la forma en que hablamos lo hacemos porque somos o descendemos de pueblos indígenas, quienes poseen sus propias formas de organización, normas, conocimientos tradicionales, sistemas
políticos, económicos, sociales y ambientales.

En Centroamérica hay más de 60 pueblos indígenas que representan la mitad de la población centroamericana, que se comunican en su propio idioma, que siguen fortaleciendo su buen vivir, es decir vivir en armonía y equilibro con la Madre Naturaleza, el Universo y el ser Humano.

Hablar de pueblos indígenas no es hablar de historia, de visitas a museos, es hablar de nuestra realidad, de la realidad de todos los países centroamericanos. Hay pueblos en los que más del 95% de los habitantes son
indígenas, no hablan español, pero hablan más de dos idiomas propios, mantienen sus tradiciones y costumbres de siempre.

Es hora de respetar, reconocer, promover la identidad de los pueblos indígenas, su forma de vida, el derecho sobre sus territorios tradicionales, recursos naturales y biodiversidad. Es hora que los pueblos indígenas dejen de ser parte de las poblaciones más “vulnerabilizadas”, empobrecidas y perjudicadas del mundo. Es hora de aceptar y de reconocer que los pueblos indígenas tienen sus propios derechos base para promover la igualdad dentro de la diversidad cultural la que les permita mantener sus formas de vida.

10 años después de la Declaración de la ONU, 27 desde la aprobación del Convenio 169 de la Organización Internacional de Trabajo sobre pueblos indígenas, y muy a pesar de los avances locales, nacionales, regionales e internacionales el cierre de la brecha entre reconocimiento formal y ejercicio de sus derechos apenas comienza.

Bien ha hecho Costa Rica al reconocer en su Constitución Política que somos una república democrática, libre, independiente, multiétnica y multicultural, pero como dice sabiamente nuestro pueblo: del dicho al hecho hay mucho trecho.

Por eso hoy, 9 de agosto, es un día que nos debe servir para seguir cerrando esa brecha, para acortar ese trecho, es un buen día para seguir garantizando inclusión, y el disfrute pleno de sus derechos fundamentales como pueblos indígenas.

Mauricio Castro Salazar.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.