“30 años de aprendizaje…”

Panorama Digital
Panorama Digital
“30 años de aprendizaje…”
/

Con insistencia hemos dicho que, durante 30, o más años, Costa Rica adoptó un modelo económico que ha llevado a los pobres a ser más pobres, que ha ensanchado la desigualdad, que ha limitado las posibilidades a la clase media y ha perjudicado las opciones de empleo.

La pandemia, provocada por el COVID-19, solamente vino a visualizar con más fuerza esas cifras vergonzosas y la odiosa realidad en la cual muchos de nuestros hermanos viven.

Recientemente, el Informe Estado de la Nación 2020, hace un detallado análisis de muchas de las situaciones que la pandemia dejó al descubierto. Rezago en muchos campos. Pasarán años, incluso, para medir realmente el impacto de lo ocurrido este año. Podríamos ver ejemplos específicos, la educación, el acceso a la tecnología, en materia fiscal. Pasarán años, quizá, para recuperarnos en todas esas áreas.

Pero, como hemos mencionado, no es que esto sea culpa de la pandemia; pues son “30 años de aprendizaje”, 30 años, en los que, hemos debido aprender el rumbo que tomamos, y el cual debemos cambiar de inmediato.

Incluso, si hablamos de nuestra democracia, el Estado de la Nación ha sido insistente en los desafíos que tenemos por delante. Fuertes tensiones, notables divisiones, preocupantes polarizaciones nos invaden, y parece que no queremos despertar en procura de buscar el bien común, y de fortalecer una democracia que se acerca a su Bicentenario.

Lo que ha pasado este año en materia social, el descontento que se ha mostrado de distintas formas, debe ser una llamada de atención para levantarnos de una vez por todas.

Estos últimos 30 o más años nos demuestran que la ruta no ha sido la correcta. Por el contrario, el camino acertado históricamente fue el del fortalecimiento de las garantías sociales, de la justicia y paz social, de la solidaridad, la ruta de las oportunidades para muchos en campos como la educación, el acceso a vivienda digna, solo por citar algunos de los pasos que en el pasado consolidaron a Costa Rica.

Podríamos decir que las cifras de pobreza llegaron al máximo, pero no es así, pues las cifras pueden seguir aumentando; caminamos en la cuerda floja si no tomamos acciones de inmediato.

Vamos cerrando el año 2020 y tendríamos que terminarlo bien, con luces claras que nos indiquen que podemos salir de la difícil situación en que nos encontramos. Para ello, todos debemos poner de nuestra parte, pero especialmente las autoridades gubernamentales. Los esfuerzos de diálogo no deben cesar, la transparencia debe imperar, si duda de ello depende el rumbo de Costa Rica.

Los comentarios están cerrados.