Uso correcto del idioma: uso genérico del masculino para designar los dos sexos

De mucha actualidad es la discusión idiomática acerca del uso genérico del masculino para designar los dos sexos. Al respecto don Carlos Diíaz señala:

“Hay que recordar que en español el plural en masculino implica ambos géneros, así que al dirigirse, por ejemplo, a un público, no es necesario decir: “amigos y amigas” o “muchachas y muchachos”. Basta decir “amigos” o “muchachos”.

La misma Academia de la Lengua Española se ha pronunciado haciendo una evidente crítica al uso recurrente de “todos” y “todas”, pues precisamente uno de los integrantes de la RAE, el señor Ignacio Bosque, elaboró un informe llamado Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer donde defiende el uso genérico del masculino para designar los dos sexos.

En dicho documento se sostiene que si bien existen usos verbales sexistas, la recomendación de usar “todos” y “todas” difunde usos ajenos a las prácticas de los hablantes; trasgrede normas gramaticales; anula distinciones necesarias y se obvia la realidad de que no hay discriminación en la falta de correspondencia entre género y sexo.

Ahora bien, en el texto la Real Academia de la Lengua Española se admite la existencia de la “discriminación hacia la mujer” en la sociedad, pero descarta que eso se vea reflejado en “comportamientos verbales sexistas” en las estructuras del idioma, por eso dicha institución insiste en resaltar la nula practicidad del “desdoblamiento” genérico como el de “todos” y “todas”.

Por lo cual es importante saber que decir ambos géneros es correcto solo cuando el masculino y el femenino son palabras diferentes, por ejemplo al decir “mujeres y hombres” o “damas y caballeros”.

 “Lógicamente se comprenden las luchas que en materia de igualdad de oportunidades están dando algunos grupos a favor de la mujer, además no se trata de estar en contra del género femenino, sino de aprender a hablar y escribir bien sin irrespetar las normas del lenguaje que llevan un mal uso del lenguaje”.

Por ello es que algunos defensores de la no discriminación a partir del idioma insisten en un tipo de lenguaje inclusivo el cual busca evitar los términos que pueden ser considerados ofensivos. Este tipo de lenguaje se ha considerado particularmente importante en cualquier documento oficial por parte de los organismos públicos como los centros educativos o las entidades de gobierno.

 “Lo ideal, de acuerdo con la Real Academia, es que si alguien desea utilizar ese desdoblamiento genérico del lenguaje inclusivo del uso de “todos” y “todas”, lo haga únicamente en un lenguaje oficial; por lo demás, en un lenguaje común, es mejor no utilizarlo porque pueden confundir a los destinatarios y atentar contra la norma del español”.

Muchas gracias a nuestro filólogo por tan valioso aporte.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.