Una Muy Sana Compañía

Howard Gardner, profesor de ciencias de la educación en la Universidad de Harvard, propuso en su teoría de las inteligencias múltiples que una de ellas es la Inteligencia Musical. Cuyo desarrollo es mayor si las personas aprendieran a percibir, distinguir, transformar y expresar el ritmo, timbre y tono de los sonidos musicales.

Por eso es vital desarrollar las aptitudes musicales, pues esto no solo hace que despertemos un gusto estético por la música, sino que, según lo determinan los especialistas, esto puede traer grandes beneficios para la salud.

Ante este panorama, valga recordar que cada 21 de junio se celebra el Día Mundial de la Música, precisamente con el propósito de cultivar la música en sus más variados estilos y como una forma de expresión de los humanos. Esta celebración se concreta en 1981 por iniciativa de Jack Lang, entonces Ministro de Cultura de Francia.

Pero más allá de esta fecha, no olvidemos que se ha determinado que la música constituye un elemento primordial para lograr el equilibrio afectivo, intelectual, sensorial y motriz de las personas, en especial si esto se inicia desde los primeros años de vida escolar. Por eso música y ámbito educativo es un binomio de suma importancia. Valga recordar que, en la antigua China, Confucio no concebía la educación sin la música, pues la que consideraba la segunda más importante de las seis artes esenciales en las que se debía educar a los jóvenes.

Escuchar música puede cambiarnos el estado de ánimo si estamos tristes; reduce el estrés; mejora la memoria, atención y concentración; fomenta la socialización; ayuda al desarrollo del pensamiento lógico y la correcta dicción; facilita el aprendizaje de otros idiomas y es un acompañamiento fácil de obtener y relativamente barato.

Además, en adultos mayores puede aliviarles el dolor, les puede servir para ejercitar el oído para evitar la pérdida de audición y les ayuda a superar estados depresivos o de angustia. También mejora la actividad cerebral pues la música puede evocar recuerdos del pasado debido a que la región del cerebro donde estos se almacenan y recuperan sirve como centro de unión entre la música y la memoria.

A tal punto ha llegado la importancia de escuchar música, que ya desde hace varios años se está haciendo uso de la musicoterapia como una eficaz terapia que utiliza la música con el objeto de restaurar, mantener e incrementar la salud mental o física de las personas.

A todas luces la música constituye una muy sana compañía en todas las etapas de nuestra vida, así que tratemos de sacarle el máximo provecho. ¡A escuchar música se ha dicho!

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.