Una inaceptable ley mordaza

La Fracción de Restauración Nacional se opone al proyecto que promueve la represión bajo la excusa de pretender castigar la discriminación, el racismo y la intolerancia, por considerarlo una inaceptable Ley Mordaza

Por eso, hemos presentado varias mociones a la iniciativa y nuestra bancada hará todo lo que esté a su alcance para que el proyecto no prospere porque más bien significaría un retroceso en derechos humanos.

Lo votaremos en contra y estamos buscando apoyo de otras fracciones para que esta iniciativa represora no sea aprobada. Tanto el Poder Ejecutivo como la fracción oficialista cometerían un grueso error si pretenden presionar la aprobación de este proyecto ya que generaría más discriminación.

La propuesta genera una distorsión porque establece una definición muy amplia de discriminación y bajo esa perspectiva cualquier persona puede ir a la cárcel por ello. Estas conductas son inaceptables, repudiables, pero igualmente la represión que se refleja en ese proyecto.

No vamos a aceptar que bajo la excusa de la discriminación, se atropellen otros derechos y es inaceptable que personas vayan a la cárcel por estos hechos.

La Fracción de Restauración Nacional considera riesgoso que con el cambio a los tipos penales, se abran puertas y que se encarcele a personas por discriminación. Estamos en contra de la discriminación, del odio, del racismo, pero puede estarse abriendo un portillo muy peligroso.

Nuestra bancada se muestra preocupada por las señales represivas que están contenidas en algunos proyectos como este y se opone a que se limiten derechos fundamentales establecidos en la Constitución Política, como la libertad de expresión, por ejemplo, en el caso de opiniones políticas que puedan generar  juicios subjetivos y no necesariamente discriminatorios.

Luego de que nos pronunciáramos en contra de este proyecto, varias voces se han unido a reclamar que la iniciativa limita la libertad de expresión consagrada en instrumentos del Derecho Internacional. Nos complace que no seamos los únicos en advertir los graves riesgos que se ciñen sobre el país.

Costa Rica no puede encaminarse hacia un sistema opresor que acalle las voces disidentes. Cuando se quiera coartar el derecho a la libertad de expresión, a la libertad de prensa o a la libertad de conciencia tendrán a nuestra fracción librando la lucha contra este tipo de mecanismos, pues no vamos a permitir que se atropelle uno de los pilares fundamentales de nuestra democracia.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.