La educación y los exámenes finales de escuelas y colegios son estratégicos

La situación de la huelga nacional, ha mostrado con claridad que, no todos los educadores están de acuerdo en perjudicar a los alumnos, con falta de lecciones.

El objetivo nacional, hoy, ahora, debe ser respetar el ciclo lectivo y no perjudicar  más  el  proceso educativo de miles de jóvenes.

En Costa Rica,  todos sabemos, padres de familia, estudiantes  y educadores  que  esta etapa del año es fundamental para  el éxito la  educación nacional.

Los padres de familia, ni los jóvenes estudiantes, aguantan más retrasos en el proceso de  enseñanza.  ¿Y por cuál razón digo esto?

En estas negociaciones entre gobierno y sindicatos, evidentemente, largas, se  ha demostrado  con claridad  un hecho, el gobierno siempre  se ha mostrado partidario del diálogo. Aquí nadie  a cerrado puertas. Los problemas  en materia financiera no son fáciles de  resolver, pues  sus efectos  producen serios problemas.  Ante esta situación, de que si hay diálogo, lo importante para la calidad educativa  de Costa Rica  es necesario, deponer, detener, parquear, la huelga, los paros en el proceso educativo nacional.

Los jóvenes en las zonas  más apartadas, así como, los estudiantes en los grandes centros educativos, necesitan paz, reflexión para prepararse  para  el proceso de exámenes.

Responsabilidad es la actitud  seria de todo educador. Es una actitud que requiere la participación seria de todos, pues los educadores  son el sector  que más está consiente de lo que pasa con sus propios alumnos.

Hoy estamos llamados  al plantear con inteligencia, lo mejor para Costa Rica,  que es  dejar la huelga de lado para buscar el mejor objetivo nacional, cual es el bien de los estudiantes. Los gremios educativos tiene la capacidad instalada, la organización financiera y jurídica para detener con inteligencia la conflagración educativa.

Pienso en este momento, en los padres de familia, en cada uno de ellos, que enviaron y/o acompañaron esta mañana a sus hijos al centro educativo, cada uno de ellos está  dispuesto a  lograr lo mejor para sus hijos, pero para ello necesitamos el apoyo de los sindicatos y de todos aquellos que están conscientes  de lo que se está jugando en el  alma de cada estudiante.

La  responsabilidad  también está de parte de los padres de familia,  de manera que  sepan dialogar convencer y animar, la regularidad  de todo el sistema educativo nacional.

A inicios del mes de octubre,  no es posible aguantar más  caos y más desorden, necesitamos  la responsabilidad, el orden en todos voceros educativos. Ya Costa Rica no aguante más.

 

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.