¡Gracias Panorama por estos gratificantes 20 años!

El 10 de octubre de 1998 emprendí la fascinante vivencia de ser parte de la gran familia del programa PANORAMA cuando tuve la gran fortuna de que se me difundiera, en este vital espacio de opinión, mi primer comentario. Hoy, a 20 años de haber emprendido esa exquisita experiencia radial, no me queda más que exteriorizarle mi eterna gratitud a la vida por haberme regalado la oportunidad de expresar mis puntos de vista, de manera consecutiva, en este medio de tanta audiencia y tan importante misión educativa, cultural y humanística.

Definitivamente no puedo más que sentirme honrado y agradecido por estos gratificantes 20 años donde, día con día, he comprobado como la radio, y en este caso el programa Panorama, ha ido conquistando audiencias masivas importantes mediante su destacado y atinado servicio informativo y educativo.

Esto, además, ha venido estimulando diariamente su credibilidad por parte de los oyentes; porque si un aspecto he palpado durante estos 20 años de ser comentarista de Panorama, es como muchos extranjeros y nacionales, de toda clase social, edad, credo, género, profesión u oficio, han visto en Panorama un oportuno espacio de reflexión y aprendizaje.

Con nostalgia recuerdo lo que me dijo hace unos años un taxista: “Don Carlos, yo tengo casi cincuenta y cinco años, nunca fui a la escuela; pero viera que mucha de la cultura que hoy tengo es gracias a las enseñanzas y opiniones que cada mañana escucho en PANORAMA”.

Qué gran satisfacción y, a la vez, qué gran responsabilidad ha implicado, el escuchar este tipo de reacciones positivas por parte de los oyentes de Panorama. Por eso, estos 20 años de tantas satisfacciones, enseñanzas y experiencias personales, he procurado traslucirlos en un constante esfuerzo por brindar mejores comentarios que motiven a la reflexión y la crítica constructiva en los oyentes.

Además de un muy consciente compromiso de mi parte por rescatar, semana a semana, los más sagrados valores cívicos, democráticos y morales de nuestra cultura, tal y como lo establece Panorama.

Muchas gracias a todo el equipo de Panorama que con tanto ahínco ha fortalecido el desarrollo de la radio costarricense y defendido la libertad de expresión. Y, por supuesto, mi agradecimiento a los oyentes quienes han dedicado parte de su tiempo a prestarle fe a este valioso, honroso y propositivo espacio radial.

Si la vida me lo permite, y el estimado equipo de Panorama así lo avala, prometo continuar mi labor de comentarista con mayor compromiso, pasión, alegría, respeto y dignidad con la que empecé hace 20 años; siempre procurando contribuir a que hoy, y siempre; aquí, y más allá de nuestras fronteras, la RADIO se sienta…

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.