El Informe del Estado de la Nación: Equidad e Integración Social

Recientemente   se presentó el vigésimo quinto Informe del Estado de la Nación, el cual en su capítulo II denominado: Equidad e Integración Social da a conocer datos y cifras que deben llamarnos a la reflexión y a la acción principalmente en todo aquello relacionado con la equidad social   de nuestro país.

 Veamos a continuación algunos de los hallazgos y conclusiones más relevantes relacionados que nos señala este informe:

1) Las empresas privadas están altamente concentradas: unas pocas aglutinan la mayoría de los ingresos por concepto de ventas, mientras una enorme cantidad tiene bajos ingresos.  Además, el 77,6% se ubica en la Gran Área Metropolitana (GAM)

2)  El empleo formal que genera la empresa privada también muestra una alta concentración: el 10% de las empresas con   mayor ingreso genera tres cuartas partes de los puestos formales del país, unas pocas empresas concentran la mayoría de los ingresos y empleos existentes, mientras una enorme cantidad tiene bajos ingresos y poco empleo.

3) Un análisis de sobrevida de las empresas determinó que una alta proporción de los emprendimientos pequeños tienen una vida corta, se crean cada año micros y pequeñas empresas, no obstante, los puestos de trabajo que éstas producen son insuficientes.

4) La mala calidad del empleo en algunos sectores donde se ubica gran parte de la población trabajadora reproducen las brechas sociales

 5) La creación de nuevos empleos no logra cubrir el aumento de la fuerza de trabajo, para la alta y creciente tasa de desempleo.”

Estos hallazgos nos alertan y señalan una vez más que el desempleo, la pobreza y la desigualdad repercuten con más fuerza y golpean directamente  a   las poblaciones más   vulnerables es decir:

A quienes viven fuera del valle central, a los jóvenes, a las mujeres y a  las personas con discapacidad,todas estas poblaciones hoy representan y retratan  la inequidad social de nuestro país y son precisamente estas poblaciones  quienes  hoy esperan y claman con vehemencia que ese  sentido de urgencia y responsabilidad política que señala el mismo informe, se conviertan verdaderamente en  el puente de esperanza hacia la construcción de una Costa Rica con mayor equidad.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.