El día de hoy es el escenario de la vida

El día de hoy es el escenario de la vida

Hoy es el gran día, hoy es la gran oportunidad, hoy es el escenario de la vida.

Pongamos una sonrisa de amor y entusiasmo a todo lo que hoy hagamos, a todo lo que hoy miremos, a todo lo que hoy comuniquemos, a todo lo que hoy escuchemos y a todo lo que hoy pensemos, porque hoy es el escenario de la vida.

La vida es el resultado de lo que hagamos hoy, y no tiene sentido postergar la dicha para mañana, porque cuando el mañana venga, también será el día de hoy.

Hoy es la gran oportunidad para practicar la paz, el optimismo, la alegría, la actitud positiva, el perdón, y de igual manera, eliminar las quejas y cultivar la gratitud, extirpar el chisme y llenarnos de empatía, desterrar el temor y despejar el camino que nos conduce a la conquista de nuestros sueños.

Si nuestros pensamientos están encadenados a pasajes amargos del pasado y a la idea de un futuro incierto y nos olvidamos de vivir en el presente, vamos a partir de este maravilloso mundo sin disfrutar la vida.

Solamente tengamos presente que todo lo que hagamos hoy, sea de tal manera, que no comprometa nuestro futuro.

Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado y de cómo hemos actuado en el escenario de la vida.

El día de hoy es la gran oportunidad de rectificar el rumbo de todo aquello que nos perjudica; ya que el camino de las virtudes es la única vía que nos conduce por la paz y el bienestar.

Las virtudes tienen corazón y el corazón de todas y cada una de las virtudes es la honestidad.

Practicar las virtudes hasta que estas definan de forma natural nuestra conducta, es la más acertada decisión, es una decisión de sabios.

¡Recordemos! La felicidad es el resultado de vivir una vida en torno a las virtudes, porque sin virtudes no hay felicidad.

Hoy es la gran oportunidad, hoy es el escenario de la vida, levantémonos con entusiasmo a saludar este hermoso día.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.