El coma

La palabra “coma” viene del griego, que significa “sueño profundo” y en realidad eso es lo que es, un estado grave de pérdida de conciencia.

Antes de comprender bien este estado los métodos para ayudar a los pacientes en coma consistían en: derramamiento de sangre de la cabeza, vaciar el estómago, enfriar el cuerpo, darle laxantes y todo tipo de tratamientos profundamente desagradables.

Los comas pueden ser causados por diferentes problemas médicos o ambientales, desde una meningitis, hasta una sobredosis o un fuerte golpe en la cabeza.

Un estado de inconsciencia prolongado, considerado como coma, puede clasificarse como un estado vegetativo, donde el cuerpo hace movimientos y puede gruñir o bostezar, pero no hay reacción hacia estímulos, catatonia, donde no hay movimiento o respuesta de ningún tipo, o muerte cerebral, en la cual se destruye la función del cerebro, pero algunas funciones autónomas del cuerpo continúan.

También existe el coma inducido por barbitúricos, el cual es  provocado por una dosis controlada de un fármaco, Se utiliza para proteger el cerebro durante una neurocirugía importante, y como última opción de tratamiento en ciertos casos de estado epiléptico que no han respondido a otros tratamientos.

El estado de coma más largo registrado fue de 37 años, se trató de Elaine Esposito, quien era una niña de 6 años que cayó en coma profundo después de una operación de apéndice y que falleció en 1978.

Pero no nos queremos despedir con una noticia tan triste, así que mejor le contamos la Jan Grzebski un trabajador polaco que en 1988, mientras trabajaba en el ferrocarril, recibió heridas en la cabeza al intentar conectar dos vagones. Estuvo en coma durante 19 años. Cuando despertó, Polonia ya no era un país comunista y descubrió que tenía 11 nietos.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.