Días de cambio

El país atraviesa por un sendero muy peligroso, construir la paz cuesta mucho, destruirla muy poco. El caos y la violencia no son buenos consejeros, todos sabemos como se inician las cosas pero pocos sabemos como terminan. Ciertamente el pueblo tiene el derecho a protestar contra el mal gobierno y la corrupción, hace más de tres siglos, John Locke nos hablaba de eso, debería hacerlo la Asamblea Legislativa que en ella reside la soberanía, pero al no ejercer el control político delegado, el pueblo ejerce el derecho a la huelga en forma directa, derecho garantizado por la Carta Magna y múltiples convenios de la OIT.

Tampoco es de recibo ningún extremo afectando los derechos de los demás como el libre tránsito, derecho al trabajo, al comercio y a disfrutar de los servicios públicos básicos. Con dialogo y respeto, con anticipación y voluntad política se resuelven todos los problemas, todo es resoluble en ciencias sociales, incluyendo la política.

La renuncia o despido del Ministro de Educación no es el problema , es más no resuelve nada, ni la renuncia de otras ministras como se menciona, el problema y sus causas es la situación grave por la que atraviesa el país: Desempleo creciente, quiebras de empresas y emprendedores como nunca, cierres de locales comerciales en forma masiva, la migración de transnacionales y de la inversión extranjera, la inseguridad ciudadana, alto costo de vida y para rematar la política de voracidad fiscal de un gobierno improvisado que nos asfixia, con especulación incluida en muchos bienes y servicios exentos en el IVA, que aplican algunos hace algunas semanas.

Tenemos una administración pública ineficiente e ineficaz, que solo en impuestos piensa, plan fiscal, eurobonos aprobados y empréstitos en discusión. ¿Qué se hace el dinero, si al final del año, quedamos en la misma situación? No hay equipos para gobernar, buscan al clero para que les ayude cuando no están diseñados para eso, quedo demostrado el año pasado, no hay visión de conjunto y no hay rumbo cierto; los políticos más importantes se esconden, no hay oposición y el pueblo confundido apenas despierta.

Urgen soluciones ya, debe de reestructurarse todo el gabinete, debe suspenderse el IVA por un periodo prudencial, mientras se reglamenta en su totalidad, deben enviarse claras señales a la mayoría, como un alto impuesto a las pensiones de lujo y megasalarios, debe racionalizarse el gasto público y cobrársele a los evasores.

Urge un comité asesor multisectorial, ad honoren, que ayude a conducir este país, debe imperar el dialogo y el respeto, todo tiene solución, busquemos una sana gobernanza y una democracia más justa y desarrollada. Estamos en tiempos de cambio,pues mañana será tarde hasta para llorar.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.