Costa Rica 2018

Fue un año perdido en la historia política del país, no existió, no arranco y lo que en ciencias sociales no avanza, retrocede.

Los primeros meses un grupo de «toreros improvisados», a propósito de Zapote, asume, por reacción, el gobierno, no se lo creían, empezaron a conocer, a tantear, a aprender, nombramientos de ministros sin capacidad alguna, premios de campaña, cementazo, crisis judicial, inseguridad ciudadana, despolitice migratoria, nunca arranco un programa de reactivación económica, huelga indefinida, no hubo curso electivo, ni bachillerato efectivos, Epsy Campbell, hueco fiscal, combo fiscal y evasión fiscal y no paso nada; tres días de escándalo y servido, periodistas silenciados, partidos tradicionales muertos, entregados a un PAC que constituye, a mí criterio, el más grande engaño electoral de los últimos 50 años.

Vamos sin rumbo, sin brújula y sin destino cierto, no se sabe lo que se quiere, cómo y con qué recursos. No hay partidos, oposición, lideres ni pensamiento, el país naufraga entre el chinamo, las guareras, y las mejengas….Se habla por parte de los expertos de una desaceleración económica para el próximo año en Estados Unidos, no estamos preparados, cuando el norte estornuda, nosotros nos resfriamos, esta vez será fiebre aguda.

Un año desperdiciado, ojalá los políticos independientes reflexionen y despierten, el país se hunde y no nos damos cuenta, como decía hace un siglo el poeta criollo Aquileo J. Echeverria» y mandare quien mandare la verdad poco me importa», seguimos igual o peor, urgen estadistas capaces y honrados,… también las democracias mueren.

A pesar de todo, feliz año nuevo.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.