Camino al atolladero

Con la apertura de las telecomunicaciones en el país, los legisladores de ese entonces visualizaron oportunamente la necesidad de fortalecer al Instituto Costarricense de Electricidad, con el objetivo de dotarlo de ventajas comparativas, y con ello competir en un mercado que se abría. En esta Ley se establecieron:

  • Artículos de confidencialidad que tenía como propósito proteger la información empresarial del ICE.
  • Artículos que eximen procesos de contratación administrativa con el propósito de fortalecer las compras e inversiones institucionales.
  • Una independencia de los gobiernos de turno en las proyecciones empresariales de la institución.

Estas y otras políticas públicas que buscaban fortalecer una de las instituciones más preciadas y estimadas por los costarricenses, no podrían generar para nuestros tiempos (2019) un escenario distinto a un ICE eficiente, fortalecido y productivo.

No obstante, nuestra realidad es muy distinta, tenemos un ICE ineficiente, poco productivo, débil, sobre endeudado y con un peso administrativo inmanejable, sin planificación y con pérdidas millonarias, tanto en electricidad como en telecomunicaciones.

Se habla entre pasillos del ICE, que las pérdidas en telecomunicaciones son realmente alarmantes:

  1. Cable Visión, pérdidas por más de $20 millones.
  2. Minerva (IPTV), pérdidas por más de $53 millones.
  3. Huawei (KaTv), pérdidas actuales como de $5 millones.

 

Atribuyo el desastre en el que se encuentra el ICE a la irresponsabilidad de las autoridades de esta institución, quienes ha abusado de las competencias del poder y de la confianza de los costarricenses; abusando de las contrataciones y generando gastos sin medida, armonizando a lo interno una serie de desaciertos, capaces de llevar al ICE AL ATOLLADERO, comprando silencios con plazas, despidiendo de la institución a aquellos funcionarios que representaban un peligro para sus planes.

Siendo así esperaría como costarricense y como Diputado de la República, una respuesta del gobierno con medidas directas para erradicar el cáncer interno que se ha construido en esta institución, no obstante, ha sucedido lo contrario como premio al desastre, la Junta Directiva del ICE ha decidido nuevamente nombrar al señor Jaime Palermo Quesada Gerente General a.i del ICE.

A su gestión de muchos años en el ICE y a sus allegados, le atribuyo, el desastre de los negocios realizados con pérdidas a la institución en: Cable Visión, Minerva (IPTV), Huawei, entre otros. Se rumora que las pérdidas de estos negocios superan los $100 millones de dólares que pagamos todos los costarricenses.

Señor Presidente de la República Carlos Alvarado, Ministros rectores, Jerarcas en Telecomunicaciones y Electricidad, Señora Presidente de ICE, tomar medidas necesarias para erradicar el cáncer interno del Instituto Costarricense de Electricidad es su responsabilidad de lo contrario serán parte de que el ICE Camine al Atolladero.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.