Volvamos a la tierra versión 2022.0

Panorama Digital
Panorama Digital
Volvamos a la tierra versión 2022.0
/

Hace 40 años, para la campaña de 1982, don Luis Alberto Monge acuñó como uno de sus lemas principales de la campaña electoral e incluso, fue el nombre de su Programa de Gobierno, aquello de… “Volvamos a la tierra”.

Eran años convulsos aquellos, que paradójicamente encuentran parecido con los actuales. Se terminaba apenas una dictadura en Nicaragua, por cierto, nada distinta de la que hoy, ha nacido a manos de aquel que la terminó. Y los precios internacionales del petróleo, como antesala de una crisis económica mundial, llevaba hambre atroz como hoy a muchas naciones.

Hace 40 años, apenas se empezaba a hablar de la posibilidad de una década perdida en educación, pero posiblemente eso era menos relevante que la de hoy, porque nuestra economía dependía menos del conocimiento y más de la producción agrícola, concentrada entonces en una mezcla de productos liderada por el café y el banano.

La Costa Rica de las 4 décadas posteriores a aquella coyuntura, es sin duda distinta, aunque con pesar, se miran todavía problemas que no terminamos de resolver y otras nuevas y peores amenazas, que nos acechan como fiera hambrienta para engullirnos.

Hablo de la escalada de violencia que vive el país a manos de ajusticiamientos por tráfico de drogas y la guerra de territorios para seguir envenenando a nuestros niños y jóvenes. Hablo del flagelo que representan los millonarios actos de corrupción, a manos del consorcio que han conformado algunos funcionarios en entidades públicas y privadas. Hablo de la invasión de violencia por medio de aplicaciones, video juegos, oferta cinematográfica y televisiva en las plataformas streaming, por medio de la cual adoctrinan a nuestros niños y jóvenes en el macabro mercado de la violencia y la droga.

Con pesar profundo en el corazón, hablo de la debacle que vive hoy la educación pública costarricense, a manos de la vulgaridad, la torpeza y también la vagabundería; entronizadas como las reinas de la barbarie.

Un país, en el que la presión incesante para el retorno a la presencialidad es para volver a los aforos plenos en bares, playas, estadios, tiendas y carreteras; pero no tanto para volver a las aulas; esto desnuda la cruel realidad del estado de la sociedad costarricense y profundiza la crisis que vive nuestro sistema educativo.

A 40 años de aquel programa de gobierno, tal vez no es volver a la tierra lo que hoy necesita el país. La revolución del conocimiento nos impone quizás un cambio para 2022.

Ante el panorama de una nueva década pérdida en educación, levanto mi voz respetuosa pero firme. En nombre de mis hijos de 21 y 17 años; en nombre de las generaciones que nacen a su educación formal y en nombre de la generación de la pandemia. Clamo al señor Presidente de la República y al Señor Ministro de Salud: Den la orden para que, todos volvamos a las aulas ya…!!!