¿Una empresa al servicio de los costarricenses?

Panorama Digital
¿Una empresa al servicio de los costarricenses?
/

Los costarricenses hemos perdido la cuenta de cuántas veces escuchamos ese estribillo de Recope: “Una empresa al servicio de los costarricenses”. Esta, es una burda mentira, porque si fuera así, a usted y a mí nos venderían combustible de buena calidad y a precios razonables, de acuerdo con los movimientos del crudo a nivel internacional. ¡No señor! Recope no es una empresa al servicio de los costarricenses sino al servicio de sus empleados y algunos sindicalistas.

La prueba máxima se encuentra en el secretismo con el cual negoció su convención colectiva, en la cual, hasta el ginecólogo se le paga a los empleados. ¿Habrá mayor cinismo y desfachatez? ¿No le da vergüenza a los empleados de esa institución vivir así a costillas del pueblo mientras el pueblo se muere de hambre?

Recope está al servicio de cualesquiera otros, menos de los costarricenses. Recope además importa combustible, pero no refina o sea es un simple distribuidor. Recope es un pesado elefante blanco, con empleados que devengan salarios excesivos y que son pagados por usted y por mí.

Pensarán algunos de ustedes, estimados radioescuchas, que quizá que quienes no tienen carro, no se ven afectados. ¡Claro que sí se ven afectados! Cuando sube el diésel del autobús, suben los pasajes. Cuando sube el diésel de los camiones, sube el precio de la comida. Cuando sube el diésel de los furgones, suben los precios de los productos.

Recope no es solo beneficio para unos pocos empleados. ¿Qué hay de las contrataciones administrativas dadas a ex empleados y donde existe incertidumbre, porque la contabilidad de Recope no es clara?

Ya la Contraloría General de la República ha dicho que la contabilidad de Recope tiene importantes falecias, pero pareciera que al tico esto no lo importa, aunque al final de cuentas, suben los combustibles y todos pagamos más. Es hora de sacudirnos y no permitir estos abusos.

La ciudadanía debe enviar cartas a la junta directiva de Recope y pedir cuentas claras, estados financieros y que se realice una auditoría de esa empresa estatal. Las empresas estatales están para supuestamente ayudar al pueblo, no para exprimirlo. Sin embargo, las empresas estatales operan con pérdidas y además esperan que estas, sus abultadas planillas y sus carísimas contrataciones administrativas, sean pagadas por usted y por mí.

Mientras hay niños con hambre, según informaciones periodísticas, en Recope le hacen fiesta de lujo a los empleados. Mientras hay personas sin hogar, una gran cantidad de empleados de Recope andan en carros recientes, sino vaya usted por el edificio Hernán Garrón Salazar y vea los carros estacionados.

¿Es eso justicia social? ¿Vale la pena que usted y yo paguemos combustibles caros para mantener los privilegios de otros? ¿Una empresa al servicio de los costarricenses? No pareciera más bien, una empresa que atenta contra el biestar de los costarricenses.

Los comentarios están cerrados.