Un clima favorable para la convivencia

San José
Panorama Digital
Un clima favorable para la convivencia
Loading
/

El desarrollo de los países, la generación de empleo, la reactivación de la economía y la armónica convivencia social requieren de estabilidad en las reglas de juego, confianza en las autoridades y en sus decisiones y motivación a los generadores de riqueza y a todos los agentes económicos. La reactivación económica y el empleo requieren de concordia, nunca de un clima prolongado de confrontación y crisis.

Pocas cosas generan más inestabilidad que un clima de pleito y de permanente conflicto y confrontación entre los voceros oficiales y los ciudadanos. Pocas cosas generan más desconfianza que los espectáculos en los que se percibe y presume el ataque a los gobernados desde el poder. Si los administrados rompieron con la ley basta presentar una denuncia con pruebas plenas y atestados ante el Ministerio Publico.

¡La reacción social es clara ante esos espectáculos, si a ellos les están haciendo todo eso, mañana puede ser con cualquiera de nosotros! El percibir que esos espectáculos se generan a raíz de discrepancias de opinión o de convicción política con las autoridades genera desconcierto. Sembrar temor no es buena política pública.

Cero tolerancia ante los delitos. Cero tolerancia ante la corrupción. Cero tolerancia hacia el crimen organizado. El tremendismo desestabiliza y lo que el país necesita y desea es reactivación económica y generación de empleo no una población atemorizada.

Siempre se cazan más moscas con miel que con vinagre. Espectáculos, pleitos, gestos y palabras crispadas, no generan la confianza, la estabilidad, ni la motivación en los agentes económicos para construir, para crecer, para crear empatía con las autoridades.

Ya la campaña política pasó. Ya elegimos a nuestras autoridades. Ya debemos todos abocarnos a trabajar, a crear y a construir. No se crece ni se genera empleo ni riqueza en un clima de enfrentamiento. No se deben sembrar vientos, porque ineludiblemente se cosecharan tempestades. No está Costa Rica para buscar tormentas.

No se ha cumplido un año de la elección y es tiempo de buscar cero tolerancia frente al delito en firmeza, en seguridad, en debido proceso, en consideración plena de las consecuencias de los actos, no en un espectáculo público. Todavía es tiempo de buscar -en estabilidad y respeto- reactivación económica y creación de nuevos empleos. Aún es tiempo propicio para buscar y alcanzar la confianza plena de todos los agentes económicos en el liderazgo de la presente administración y en sus autoridades tanto como en sus decisiones. Ahora es tiempo de enfocar a la administración en la resolución de los grandes problemas de Costa Rica.

Que prevalezcan siempre el respeto, la buena voluntad y la concordia, la colaboración y el entendimiento entre los costarricenses y su gobierno.

Los comentarios están cerrados.