Sentimentos patrios para Costa Rica  

Panorama Digital
Panorama Digital
Sentimentos patrios para Costa Rica  
/

Según datos históricos, posterior a la Guerra de Independencia de México, a Costa Rica y al resto de Centroamérica se les concedió la independencia de España, un  15 de septiembre de 1821. En este día fue que Costa Rica comenzó a redefinir su identidad como país, como nación, como pueblo.   

Desde entonces tanto el 14 como el 15 de setiembre, se hacen coloridas celebraciones, vistosas y representativas de nuestra cultura cívica con desfiles en todas los rincones de la patria.   

Este año 2022, la algarabía tricolor fue y es diferente tras confinamientos por la pandemia. Valoramos con especial sentimiento, ver nuevamente niños dibujando amplias sonrisas, carita con bigote pintado, chonete blanco, simulando campesinos típicos. Niñas y jovencitas con faldas satinadas, blusa de vuelos con aplicaciones de caballito propios del tradicional traje folklórico.

Disfrutamos de andas marchando entre liras, tambores, platillos, y trompetas con especial inspiración interpretando canciones de nuestro pueblo. Caña dulce, La Patriotica Costarricense, Luna Liberiana son parte del repertorio plasmado en las escuelas, calles y parques municipales.

Abanderados de honor, honrando al límpido azúl del cielo, el trabajo y la paz. Simpáticas bastoneras de diferentes edades, se agrupan abriendo y cerrando círculos. Entrelazan sus dedos en extraordinarios movimientos. Al observarlas sólo se le pedía a la Gracia Divina que no se les cayera su bastón, para evitar frustraciones o decepciones; más bien al contrario, que la elegancia y excelente ejcuxión las acompañara en todo momento.

Tantos ensayos por fin dieron su fruto. Quizás hubo cansancio, regaños, apuros, malos momentos que tanto padres, madres, abuelitos, además de maestras superaron con cariñoso respeto, dado el signficado amoroso de honrar a Costa Rica en el día conmemorativo de la libertad.     

Generaciones pasadas y actuales, agradecemos vivir en este hermoso país, en el que hay mucho que reparar, pero aun nos acompaña la democracia, la educación, y el desarrollo del sentido crítico.

Aspectos esos necesarios para seguir con un ¡Viva Costa Rica, en la lucha tenaz de fencuda labor!.