Se debe informar con la verdad

Panorama Digital
Panorama Digital
Se debe informar con la verdad
/

El periodismo objetivo y responsable, es el guardián de la democracia, por lo tanto, la ciudadanía debe exigir a los medios de comunicación tradicionales y en redes sociales, transparencia, profesionalismo y objetividad, para que así se mantenga en alto esa noble labor que ha servido para mantener a raya a los políticos. Dicen que una pluma es más poderosa que una ametralladora, pero la pluma debe ser responsable y entender que las palabras llevan peso.

Quienes ya tenemos algún tiempo escribiendo en medios de comunicación masiva, a pesar de que no seamos periodistas hemos aprendido esa lección. Por eso, la labor del periodista es crucial para mantener una democracia y por ello no se debe tomar a la ligera el poder que implica la comunicación colectiva.

El periodismo ya no solo se ejerce por medios tradicionales sino también por medios no tradicionales como las redes sociales. Hay medios de comunicación que no han entendido esto y continúan recurriendo al amarillismo y al sensacionalismo a costa de la verdad. Esto es especialmente peligroso durante las elecciones, porque con un abstencionismo como el que tenemos y un futuro incierto para el país, lo último que se necesita es a medios de comunicación que transmitan información falsa o no acorde con la realidad.

En el actual proceso eleccionario y siempre, es de suma importancia que todos estemos bien informados, no con agendas políticas o manipulaciones de ciertos medios o la completa falta a la verdad de otros, en especial los que pululan en las redes sociales.

Las democracias se construyen sobre distintos pilares, pero el más importante es el imperio de la ley, con la verdad, con honestidad, transparencia y objetividad. La ciudadanía requiere de información, de datos ciertos, no de verdades a medias o mentiras completas.

Durante mucho tiempo ya, algunos medios inescrupulosos se han valido del amarillismo para tergiversar la verdad y desinformar a la población.

Sin embargo, el hecho de que inescrupulosos lleven a cabo esta tarea deshonrosa, no puede dar pie alguno para que el Estado intervenga y trate de censurar la libertad de expresión y, si alguien tiene dudas al respecto, la Convención Americana sobre los Derechos Humanos establece en su artículo número 13, lo que se conoce como el régimen de responsabilidad ulterior, en el cual no se censura a la persona anticipadamente, pero se le llama a cuentas su abusa de su libertad de expresión y con ella afecta injustificadamente a un tercero,

Gran favor nos harían ciertos medios si publicaran información real y objetiva, pero si los medios no quieren hacerlo, entonces la ciudadanía debe dejar de prestarles atención y mucho menos compartir las noticias falsas que diseminan.