Sanciones a Rusia por ataque a Ucrania

Panorama Digital
Sanciones a Rusia por ataque a Ucrania
Loading
/

La tensión entre Rusia y Ucrania nos muestra cómo los conflictos entre naciones ahora se manejan de forma distinta a como se hacía hace unos años.

El conflicto básicamente es porque Ucrania quiere formar parte de la Organización de Tratado del Atlántico Norte, conocida como OTAN, un fuerza de defensa que es dirigida por los países de occidente.

 Para Vladimir Putin, presidente de Rusia, el avance de la OTAN y principalmente la incorporación de Ucrania representa una amenaza para la seguridad de su país, por lo que inició amenazando con realizar ataques militares si el gobierno ucraniano mantiene su intención de adherirse a la OTAN.

Y bueno, algo ya ha cumplido Putin, ya que reconoció la independencia de dos regiones ucranias prorusas, lo que ha aumentado la tensión generada por este conflicto.

 Explicado esto le queremos contar que, para presionar a Rusia, una intervención o ataque militar no está contemplado, al menos por ahora, pero otro tipo de presiones sí, y estas van sobre la línea de cerrar las fuentes de financiamiento al gobierno ruso.

El pasado martes, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció un paquete de medidas que incluyen «sanciones de bloqueos totales» a dos grandes instituciones financieras rusas, el banco militar ruso y el VEB, que es el banco estatal que se encarga de apoyar el desarrollo de la economía, gestionar la deuda del Estado y los fondos de pensiones.

 Por su parte en una reunión extraordinaria realizada en París, los 27 ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea acordaron por unanimidad aplicar también sanciones contra Rusia.

Las medidas afectarán a 27 personas, instituciones y bancos rusos, que, según la Unión Europea, favorecieron la intención de Putin de violar la soberanía ucraniana.

 Adicional a esto Europa incluirá en su lista de sanciones a 351 integrantes del parlamento ruso que votaron a favor del reconocimiento de las repúblicas separatistas Los patrimonios de esas personas serán congelados y se le negará el ingreso al ámbito de la Unión Europea.

Lo cierto es que ahora la guerra se vive con más ímpetu en la parte financiera y de acceso a mercados, que  en el plano militar ; un cambio sustancial a lo que hemos imaginado como la posible “tercera guerra mundial”.

Los comentarios están cerrados.