Salud divino tesoro

Panorama Digital
Salud divino tesoro
/

No hay mayor tesoro que la salud y esta depende de los siguientes cuatro factores:

1-LA HERENCIA GENÉTICA. Es el proceso por el cual las características anatómicas y fisiológicas de los individuos se transmiten a su descendencia. No obstante, la herencia genética puede ser atenuada o eliminada con adecuados controles médicos preventivos.

2-LOS HÁBITOS DE ALIMENTACIÓN. “Que el alimento sea tu medicina y tu medicina el alimento”, decía Hipócrates, médico griego considerado el padre de la medicina moderna. Hipócrates nació 460 años antes de Cristo.

Vale recordar que los buenos hábitos de alimentación se complementan con la práctica de una disciplina de ejercicios físicos.

3-LA CONDUCTA Y LAS EMOCIONES. Vivir un estilo de vida conducido por las virtudes tales como la honestidad, el desapego, el amor, el respeto, la gratitud, el entusiasmo, la solidaridad, el perdón, el equilibrio, la empatía, etc., nos fortalece la salud y nos hace mejores ciudadanos.

Por otra parte, la conducta y las emociones negativas como la corrupción, el apego, el odio, la envidia, el irrespeto, el pesimismo, la indiferencia, la venganza, el temor, la vagancia, etc. son el origen de muchas enfermedades físicas y mentales; además, son la causa de todos los males que afectan a la familia, al país y al mundo.

Por lo tanto, es acertado afirmar que las virtudes son las flores del jardín del alma y cuando el alma florece hay salud, hay paz y hay bienestar.

4-LA CONTAMINACIÓN. Es la introducción de sustancias u otros elementos físicos en el organismo de los seres vivos y en el medio ambiente, provocando daños a la salud y a la vida en general.

Una serie de enfermedades que afectan a la humanidad tienen origen en la contaminación del aire, del agua, de los suelos y de los alimentos, así como en el uso de algunos productos de belleza e higiene personal.

Con el fin de ir finalizando este comentario, creemos que es importante enfatizar en lo siguiente para que lo tengamos presente: dependiendo del manejo que hagamos de los cuatro factores condicionantes de la salud que hemos citado, en esa misma medida vamos a disfrutar de una excelente, buena o mala salud.

En fin, este mensaje busca motivar a las autoridades del sector salud para que reflexionen sobre la necesidad de agilizar el proceso para que Costa Rica logre pronto que la inversión en salud sea en un 50% destinada a la prevención y un 50% destinada a la medicina curativa. De esta forma vamos a forjar un país saludable donde predomine el bienestar y a la vez, obtener un importante ahorro de recursos.

Los comentarios están cerrados.