Retomar la nueva realidad tras el COVID 19

El impacto psicológico de la actual pandemia, dado el  confinamiento, cambios económicos, vida social, laboral y académica, trajo como consecuencia trastornos de estrés, ansiedad y depresión a la gran mayoría de las personas.

En el seno de las familias, sus miembros se han llenado de valor para sacar energías y fuerzas con el fin de adaptarse a dinámicas de interacción y repartición de tareas lo más objetivas posibles, y de esta manera han logrado convivir adecuadamente.

La crisis al principio se experimentó con mucho miedo e incertidumbre, pero con el paso del tiempo hemos llegado a un punto donde nos fuimos acostumbrando a una nueva normalidad. La gente ha aprendido a disfrutar de estar en la casa, administrar su tiempo, trabajar desde la computadora sin traslados, evitando las presas en carretera. Pedir comida y compras de supermercado a través de empresas con modalidad de mensajería. Lo cual permite cierto grado de comodidad.

Sin embargo, en algún momento habrá que regresar al movimiento cotidiano conocido, ojalá con los cambios positivos aprendidos. La sugerencia psicológica para enfrentar el regreso es ir poco a poco, ya que el miedo al contacto con los demás y socializar no será fácil eliminarlo.

Se tendrán que tomar decisiones personales y emocionales responsablemente, sin dañarse a sí mismo ni a los demás, hasta que el virus sea erradicado siguiendo los protocolos.

Relajarse totalmente creyendo que ya todo pasó sólo por el hecho escuchar en los medios de comunicación nacionales o internacionales, que ya hay más posibilidades de vacunas o medicinas, es seguir poniendo en riesgo a muchas vidas.

Lo idea es re abrir lentamente la dinámica presencial laboral y académico con servicios mínimos combinado el teletrabajo, hasta estar seguros que no hay riesgos. Emocionalmente darse un tiempo para pensar en darle un sentido personal a la pandemia después de tanto dolor y pérdida. Esto favorece el buen ánimo y las ganas de seguir adelante.

Los comentarios están cerrados.