Reconocimiento para el productor y al sector agropecuario nacional

Desde hace décadas atrás, solamente se le daba importancia al productor agropecuario y se hablaba de su importante aporte a la economía nacional por mero interés político y cálculo electorero; así cada partido político generaba sus programas de gobierno, incluyendo entre otros a este sector, ello a fin de atraer los votos de esos diversos segmentos de la producción nacional. Pero pasada la campaña electoral, como dice el refrán popular “si te vi, no me acuerdo”.

En la actual coyuntura, que vivimos todos los costarricenses, con la Pandemia del Covid19, donde vemos articulados diariamente los esfuerzos del Sector Salud y su aparato profesional y técnico, enfocado prioritariamente a salvaguardar la vida. Por los medios de comunicación modernos, vemos reconocimientos internacionales a los esfuerzos que ha hecho nuestro país en el manejo de la crisis sanitaria generada por el coronavirus.

Paradójicamente en Costa Rica hay diariamente otros miles de “héroes” a ser igualmente aplaudidos, ellos están dentro del sector agropecuario nacional -agricultores, acuicultores, apicultores, avicultores, cañeros, chayoteros, fruticultores, ganaderos, lecheros, pescadores, entre otros, quienes trabajan en forma anónima, e impiden al Covid19, darle la estocada final al Estado, debido a una potencial e inadvertida hambruna nacional.

Señalamos orgullosamente que el sector agropecuario fue el bastión primigenio del desarrollo de nuestra nación y base de su posterior crecimiento económico. Sabiendo articularse y responder hoy ante los costarricenses, e incluso ante el Estado, al proveer con su óptimo desempeño los diferentes alimentos, que diariamente muchos disfrutan en sus mesas, a pesar de las graves vicisitudes que afligen a los productores agropecuarios nacionales.

Pero el mismo Estado, ha respondido errática y tímidamente a resolver la problemática económica y financiera del agricultor nacional, no ha sido capaz de dimensionar el daño colateral del Covid19 en el sector agropecuario nacional, como tampoco lo ha hecho sobre la potencial carencia mundial de arroz, frijoles y maíz; fundamentales estos en la alimentación de nuestro pueblo. La falta de una agresiva política de apoyo integral al sector agropecuario, en el corto y mediano plazo le puede salir muy caro al país.

El Gobierno, con antelación, prudencia y visión, oportunamente, debe apoyar e impulsar la mejora de nuestro sector agropecuario y así evitar, que en el mediano plazo, el desabastecimiento de productos básicos, para la alimentación de nuestro pueblo.

Igualmente otros grupos de los diversos sectores que conforman nuestra economía, los advierten y alertan del enfriamiento del motor generador de empleos, a lo ancho y largo del país, la empresa privada, la que no ha sido escuchada, para lograr su urgente reactivación económica. Más bien los medios de comunicación informan sobre posibles aumentos impositivos, en momentos que las empresas a duras penas cubren sus costos operativos.

La producción agropecuaria y nacional en general urgen de estímulos y apoyos, no que les impongan nuevas cargas tributarias.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.