Pensar en lo que nos falta

Panorama Digital
Panorama Digital
Pensar en lo que nos falta
/

El pasado 15 de este mes de setiembre celebramos el 201 aniversario de nuestra independencia. Hoy no necesariamente hemos de pensar, en lo que hemos logrado, sino en lo que nos está faltando.

La primera ilusión que todos tenemos, es aumentar el bienestar de las personas y para esto hay que lograr la capacidad de diálogo sociedad  costarricense, entre y con cada uno de nosotros. Esta capacidad de dialogar, es vital en todo el país pues por medio del diálogo, podemos solucionar muchos problemas.

Para ello necesitamos  propuestas,  e iniciativas principalmente en el combate de la reactivación de nuestra producción nacional, para así contar con los recursos financieros para poder luchar contra la pobreza, que en este nuevo aniversario de nuestra independencia, sea la motivación que más palpita en nuestro corazón. Tenemos que hacer lo imposible para que bajen los niveles de pobreza  en toda Costa Rica.

El segundo objetivo, en esta festividad nacional, es que  debemos resaltar, defender ,y promover el respeto a toda vida humana. A diario, nos enteramos de la violencia en calles, distritos y provincias, en especial en las provincias de Limón y Puntarenas.

Respetar la vida humana, desde el inicio de la concepción hasta el momento de la muerte, es un objetivo urgente, que  requiere por parte de la Seguridad Social y el Ministerio de Salud evitar que la cultura de la muerte se institucionalice por medio del aborto por la libre, la que en algún modo el gobierno pasado apoyó. Aquí el tema central es que en este país no tenemos que exterminar a nadie, todos debemos proteger a la mujer embarazada,  para que pueda salir adelante, como all nuevo ciudadano que va a nacer.

Todo eso hace, que en este aniversario de nuestra independencia, tenemos que transformar nuestra cultura política de asistencia. El IMAS, el Patronato Nacional de la Infancia, Asignaciones Familiares son parte de un solida política familiar.

El combate a toda forma de violencia debe ir acompañado por nuevas iniciativas sociales,  que  hagan nuevamente a la familia ser el centro fundamental de la sociedad.

Costa Rica debe construir el futuro y combatir todo aquello que la  está llevando  por un mal derrotero. En este punto Costa Rica, por todo su sistema educativo debe reconstruir una  sólida red de valores, donde en primer lugar, debe estar la honestidad, el respeto y el diálogo, sean estas virtudes fundamentales para reconstruir la paz  social y física de nuestro país.

El objetivo rotundo de Costa Rica debe ser no más muertes violentas, no más ejecuciones por narcotráfico, no más cultura de muerte, de tal manera que, entre todos podamos construir una nueva Costa Rica, que pueda vencer las causas de toda violencia y que entre todos lleguemos a una sociedad, en que el respeto, la armonía y el buen entendimiento, sean la constante entre todas las personas.