Patria Potestad, mi última gran lucha como diputada

Panorama Digital
Panorama Digital
Patria Potestad, mi última gran lucha como diputada
/

En mi gestión como diputada abracé luchas que ningún otro se atrevió, y a pesar de las críticas a mis posiciones, siempre fui un paso al frente de manera valiente.  Recuerdo la férrea oposición al Plan Fiscal, defendiendo mociones y dejendo claras las graves consecuencias que tendría para nuestro país.

Luché también por la vida del no nacido, me opuse a la Norma Técnica a favor del Aborto, colaboré en la organización de marchas, conferencias de prensa y recursos legales. Me opuse a más impuestos, a más préstamos sin un rendimiento de cuentas transparente y en los últimos meses, estuve al lado de los costarricenses quienes sintieron atropellados sus derechos con la obligatoriedad de la vacuna, con la vacunación en niños y con el código QR.

Justamente en estos días atrás, revelé la investigación que la Fiscalía abrió en mi contra, por el supuesto delito de motín tras los disturbios de enero pasado, en el Hospital de Heredia.

En reiteradas ocasiones indiqué que mi presencia en el Hospital obedeció, exclusivamente, a un acompañamiento que -como representante del pueblo- le brindé a unos padres de familia, quienes abogaban por la patria potestad, al externar su preocupación ante la vacunación obligatoria contra el Covid-19 de su hijo.

Con satisfacción debo informar a los costarricenses que  el OIJ dejó claro que  no  cometí ningún delito y su informe textualmente: “Analizadas las diligencias de la investigación realizada en la presente causa, se determinó específicamente que la señora Shirley Díaz Mejías, Diputada de la Asamblea Legislativa, no realizó ninguna acción ilícita, debido a que nunca incitó a ingresar a la fuerza al Hospital de Heredia”.

Señala además:  “Inclusive en conversación previa con la directora de dicho centro hospitalario, nos mencionó que la reunión que tuvo con ella, fue totalmente formal y nunca hubo amenazas de realizar alguna actividad fuera de ley”

Queda demostrado en la investigación judicial que nunca ingresé al Hospital y tampoco incité a la violencia, como muchos lo quisieron hacer ver:  “Se analizaron los videos obtenidos… se determinó que la señora Díaz Mejías solamente estuvo en las afueras del hospital…, se analizó el discurso que realizo y se determinó que la misma nunca incentivó a la violencia o a ingresar a la fuerza”.

En otra de las pruebas, en el informe se evidenció que siempre mantuve un comportamiento pacífico. “Se entrevistó al Oficial de Seguridad quien indicó se encontraba en el puesto de seguridad de ingreso al Hospital y dijo… que la señora diputada en ningún momento incitó a la violencia… y nunca tuvo un comportamiento indebido”.

Cierro estos cuatro años de funciones en el honroso cargo de elección popular como Diputada de Costa Rica, dando gracias a DIOS, por el deber cumplido y reiterando mi compromiso que asumí el primero de mayo del 2018, siempre levantando la voz por los ciudadanos, defiendo sus derechos y sus libertades constitucionales incluso de los no nacidos y velando por el resguardo de la Patria Potestad, derecho de los padres de defender y educar  a sus hijos.