Necesitamos una generación con garra

Hoy en Costa Rica, necesitamos unirnos, para construir una gigantesca operación social, eliminar  la pobreza. Rehacer nuestro país, por el hecho de que la falta de empleo ha expandido violentamente la pobreza, en todos los sectores del país. 

Todos de alguna manera, pero sobre todos los jóvenes universitarios,  tienen en sus manos una parte importante, de estas soluciones, por su inmensa capacidad de servicio debe manifestarse solidariamente.

Miles de escuelas, centenares  de jóvenes,  no han podido continuar sus estudios. Esto hace que muchos jóvenes están necesitados de ayuda, para resolver sus problemas, mejorar sus escritos, leer  con más intensidad, aprender un idioma, aprender a resolver los problemas matemáticos, y sobre todo saber cómo razonar correctamente y estudiar con más garra y entusiasmo. 

Esta recuperación de estudios, de tantos jóvenes, podría ser apoyado por universitarios,  que tienen ya un mayor conocimiento de diferentes estudios. Tenemos que ir a una operación  de emergente colaboración, de todos, para salir de la emergencia educativa que es parte de la nacional.

La solidaridad es la palabra clave  de hoy y  de mañana.  Está en el alma de los jóvenes de Costa Rica, que tienen esfuerzo, y garra. Allí está el futuro de nuestra patria, del combate de la pobreza, de la ignorancia, del trabajo conjunto y de la paz social de nuestro país, que jóvenes emprendedores pueden organizar en temas  educativos y otros objetivos.

El trabajo social, el voluntariado  de los jóvenes,  es de muchísima importancia en estos momentos. Costa Rica  cuenta con ustedes, porque  en el  aporte solidario que ustedes pueden dar, hay una  una luz brillante, al  mejor entendimiento  de nuestro país,  ocupándose con  interés, por el necesitado.

Los universitarios, en unión con sus instituciones, pueden ser capaces de un gran un aporte  para combatir la la ignorancia, la pobreza y la desesperanza  e estos días.

Aquí desde la radio, para toda Costa Rica, hacemos un llamado, para que todos  nos organicemos en pequeñas burbujas solidarias, pequeños grupos de trabajo, para acudir junto a las casas, junto a los ríos, o en las aulas escolares, de manera que unidos,  con los permisos adecuados, con esperanza podamos cooperar, un poco con los sufrimientos dolorosos de muchos  de nuestro habitantes.  

Los jóvenes universitarios  del Tecnológico en Cartago y de la Universidad de Costa Rica han mostrado su capacidad  preparando equipos de oxigenación, trabajando en nuevas vacunas y otros procedimientos farmacéuticos, a fin de poder enfrentar  las dificultades de la pandemia.

Costa Rica puede emprender grandes iniciativas con el apoyo y la solidaridad de todos.

Los comentarios están cerrados.