Los sueños senderos al éxito

Panorama Digital
Los sueños senderos al éxito
Loading
/

La mente humana infinita, creativa y poderosa, mente que al nacer es pulcra, impecable y absorbente; terreno fértil para cultivar los valores, un espíritu al servicio del prójimo y uno mismo para llegar el éxito integral en la vida.  La fuerza de los pensamientos positivos, aunada a la fuerza de voluntad y los valores, es el medio eficaz  que Dios otorgó, a la humanidad para conducirla a una existencia plena.

El bien y el mal encrucijada de dos caminos, al no existe un tercero que se tiña de ambos, punto donde se toman las más importantes decisiones, ¿cuál de los dos caminos tomar?, no hay forma de mesclar el bien y el mal que dé, como resultado el éxito cristalino.

Los errores inherentes al ser humano forman parte del diario vivir, el descernimiento entre un error y un acto asertivo, el libre albedrío y la capacidad de rectificar, son los instrumentos para fortalecer la voluntad e impulsar un mejoramiento continuo, con esto no se puede afirmar categóricamente que un acto herrado, se pueda resarcir completamente.  Las primicias anteriores, son la piedra angular que sustenta  la principal decisión de la humanidad, la cual es ser feliz, mediante los acertados pasos que involucran los valores.

La mente infinita, creativa y poderosa, tiene la capacidad de soñar positiva e  ilimitadamente en sus cinco sentidos,  sin detonantes externos, sueños que se convertirán en metas, con sólo ponerles una fecha.  Los sueños al unirlos a la fuerza de voluntad, a la acción y perseverancia, conforman la alianza más fuerte e inquebrantable para alcanzar los nobles ideales.  A los sueños no hay que ponerles techo, no hay que decirles no se puede,  mucho menos poner atención a todas aquellas personas negativas, roba sueños que siempre  dirán, eso no es posible.

La razón de ser de la mente humana, son los sueños, más nunca dejar de soñar, con que alcanzar las nobles metas es posible, sin importar los obstáculos o extracto social, sin importar el costo o sacrificio, sin importar fracasar en el intento y hacer a un lado los temores, al tener el valor de caer y levantarse las veces que sean necesarias.

Los sueños se vuelven realidad, al salir del estado de confort y asumir una actitud de lucha y responsabilidad con uno mismo y la sociedad, los sueños y la mente se nutren con información positiva, moderna y eficaz, honesta y equitativa.

No dejemos de soñar, más no nos convirtamos en soñadores profesionales que no pasamos de soñar y soñar.

Los comentarios están cerrados.