La Junta de Protección Social no se detiene

Panorama Digital
La Junta de Protección Social no se detiene
/

El año 2020 definitivamente fue un año atípico. El COVIV 19 vino, nos socolloneó, golpeó nuestra economía, nos obligó a cambiar costumbres, a dejar de lado los abrazos y los besos. Pero también quitó el velo que nos cubría los ojos. Ahora, revalorizamos la belleza de las flores, los atardeceres naranjas, el canto de las aves, la perfección de los arcoíris y con sorpresa hemos comprobado la visita de animales que habíamos enviado muy lejos. Definitivamente, para el mundo y por su puesto para Costa Rica, este fue un año diferente.

Desde la Junta de Protección Social fue necesario suspender, –del 24 de marzo al 5 de mayo los sorteos de lotería nacional y popular-, los productos que mayores utilidades permiten generar. 

La pandemia y la crisis nos dejan un -19,66% en las ventas brutas, menos utilidades, una reducción en los impuestos, una merma en los ingresos de vendedores-as, y,  más de 500 programas sociales que tienen en la lotería su principal fuente de financiamiento, se vieron bastante golpeados.

Para reducir el impacto social, con perseverancia y creatividad, buscamos salidas y las encontramos.  Como el ave fénix alzamos el vuelo con fuerza luego de establecer protocolos sanitarios para una venta segura y, avanzamos en espacios novedosos para la comercialización.

Abrimos el primer canal de venta en línea de loterías nacional y popular.  Ahora, desde cualquier computadora, teléfono celular o tableta, con acceso a internet podemos entrar a la página www.jpsenlinea.com y hacer una compra segura.

Con los programas sociales dejamos en modo “stand-by” el financiamiento de algunos proyectos, –especialmente de infraestructura y cuyo retraso no implicaría un deterioro en la atención de las personas en vulnerabilidad-; y así aumentamos las transferencias para asegurar, el cuido, salud, techo, vestido y alimento de miles de personas en esos programas.

Como apoyo solidario a la fuerza de ventas se entregó un subsidio por tres meses a este grupo de 1900 personas. Cerramos el año con más de 22 mil millones de colones en aportes sociales, 700 millones para la atención de la emergencia y más de mil millones de colones en subsidio a vendedores.

El principal reto para el año 2021 es incrementar las utilidades para la población vulnerable del país, hay que seguir captando segmentos de mercado, evaluando la rentabilidad y aceptación para la comercialización a través de nuevos modelos.

La Junta de Protección Social celebró el año pasado su 175 aniversario y los obstáculos de ese 2020 así como la pronta respuesta para seguir adelante, nos permite afirmar que seguiremos haciendo el bien, con el apoyo de todos y todas las personas venden y compran nuestros productos.  ¡La Junta no se detiene!

Los comentarios están cerrados.