La importancia de un buen equipo de gobierno

Panorama Digital
Panorama Digital
La importancia de un buen equipo de gobierno
/

De cara a las próximas elecciones del próximo primer domingo de febrero, es importante reflexionar acerca del rol y el perfil de quienes formarán  el nuevo equipo de Gobierno, que acompañará a quien resulte electo para ejercer la presidencia y guiar el destino de Costa Rica en los próximos cuatro años.

Usualmente nos enfocamos solo en la figura de  los candidatos presidenciales y en sus propuestas, que en la mayoría de los casos es la  única información que se dispone, dejando de lado, que el éxito en la ejecución efectiva de esas propuestas dependerá en gran medida del nuevo equipo de gobierno, que se constituya.

Eso será un aspecto esencial, estratégico, de impacto mayúsculo y crucial en la situación actual en la que se encuentra inmerso nuestro país. Los costarricenses claman  con  verdadero sentido de urgencia, medidas y soluciones en diferentes ámbitos, que requieren de criterio y experticia, para poder establecer claramente las  prioridades , nunca como ahora  como país habíamos tenido  tantos retos y  desafíos   con varias crisis a la vez, a saber económica, social y sanitaria.

 El  nuevo gobierno y su equipo  recibirán por citar alguna de estas crisis, un país vestido de desigualdad que  según datos del Banco Mundial de 99 países  está entre los primeros países más desiguales, que además presenta tasas históricas de desempleo, desde antes de la pandemia del COVID 19 y que actualmente  según el último informe del INEC alcanza en desempleo ampliado un 15,6%. Esto representa un poco más de trescientos ochenta y cinco mil costarricenses desempleados; donde las mujeres siguen siendo las más afectadas, con una tasa de desempleo ampliado del 19,8 %, con altas tasas en el mercado informal, alrededor de novecientas mil personas, creando aún más desigualdad, ya que el empleo informal en general no cumple con los estándares mínimos de calidad.

Esa situación que ha sido señalada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, urgiendo poner en prácticaun plan integral para reducir la informalidad, desde luego que todo lo anterior, contribuye además a elevar el nivel de pobreza de la población,  todo esto sin dejar de  lado las otras crisis paralelas: el equilibrio fiscal, la crisis derivada del “apagón educativo”, la salud y la seguridad ciudadana entre otros. 

Ante la singular situación de crisis en varios frentes vitales y simultáneos que actualmente   experimenta nuestro país, cualquiera de los candidatos que resulte electo tendrá que hacer esfuerzos extraordinarios y esta titánica tarea requerirá necesariamente de liderazgo y principalmente de un equipo de Gobierno articulado con vastos conocimientos, capacidad y muchísima experiencia, para actuar como lo urge el país en forma íntegra y diligente.