La gratitud

Panorama Digital
Panorama Digital
La gratitud
/

¿Vos sabés qué agradezco de vos? Tu sinceridad.

Pues muchas gracias. De verdad que no me lo esperaba.

Cuando a alguien le damos las gracias esa persona experimenta una serie de cambios en el cerebro que han sido objeto de estudios muy serios.

Bueno, yo espero que en serio aprecies mi sinceridad. Pero lo que estás indicando es correcto, hay estudios científicos enfocados en analizar lo que pasa en nuestro cerebro cuando sentimos gratitud.

Y es que hasta hace poco no entendíamos que es sentirse agradecido, si era una emoción o algo diferente; pero ahora los estudios indican que cuando nos dan las gracias nuestro cerebro aprende a definir lo que nos gusta, a motivarnos y a reconocer aspectos positivos de nuestro entorno.

Otras investigaciones tratan de entender la reacción inmediata que desarrollamos cuando experimentamos agradecimiento.

Se logrado determinar que cuando nos dan las gracias desarrollamos una respuesta placentera o positiva que reduce la actividad de las partes de nuestro cerebro que nos causan dolor, tensión e irritación.

También hay indicios de que grandes pilares de la neurotransmisión como la dopamina y la serotonina, estarían implicadas en el proceso de experimentar gratitud, como lo están en otras emociones positivas, Sin embargo, se necesitan muchos más experimentos y estudios para llegar a una conclusión definitiva sobre el vínculo de neurotransmisores y sentirnos agradecidos.

Finalmente le contamos que en la Universidad de Miami, realizaron un estudio en el que le pidieron a los participantes escribir algo cada semana. Y los dividieron en tres grupos:

En un grupo se les pidió que abordaran experiencias, de la semana, que les hicieron sentir agradecimiento. En otro grupo se les dijo que escribieran sobre cosas que los haya disgustado. Y al tercero que reflejaran situaciones que los hayan afectado, sin precisarles que fuesen positivas o negativas.

Después de 10 semanas, los que escribieron sobre la gratitud se sentían más optimistas y mejor sobre sus vidas. Sorprendentemente, también hicieron más ejercicios físicos y visitaron menos al médico que los que se enfocaron en las fuentes de molestia-